Archive for the ‘Bocashi rural’ Category

Abono Orgánico Bocashi (Tlaxcala – México)

October 1, 2010
El “Tlaxcashi”.  Adecuación del Abono Orgánico Tipo Bocashi por el Grupo Vicente Guerrero del Municipio de Españita en el Estado de Tlaxcala – México 
Manual para promotores campesinos. Fertilidad, conservación y manejo de suelos. Memoria de noviembre de 1999. Grupo Vicente Guerrero. Municipio de Espanta, Estado de Tlaxcala, México. 
Ingredientes
  • 2 costales de rastrojo o paja bien picada 
  • 2 carretillas de tierra 
  • 2 costales de estiércol (gallina, vaca, conejo) 
  • 42 kilos de cal o ceniza de fogón 
  • 1 costal de carbón 
  • 1 libra e levadura para pan ó 5 litros de pulque** 
  • 04 litros de melaza o 2 Kilos de piloncillo ***
  • Agua suficiente para humedecer la mezcla (prueba del puño). 
** Pulque: bebida de fermentación alcohólica característica de México, hecha con la fermentación de la savia, llamada agua miel, del maguey.
*** Piloncillo: azúcar en barras elaborada a partir de jugo de caña concentrado (panela).
*** Melaza o miel de purga: subproducto de los ingenios azucareros después de la cristalización del azúcar.
Preparación
Seguir las instrucciones de preparación para el abono orgánico fermentado tipo bocashi original.   
Fuente: (documento pdf)  Adecuación del abono bocashi

Abono Orgánico Bocashi (13 Formulaciones Colombia) I

October 1, 2010

Formulaciones para el Aprovechamiento de los “Desperdicios” de los Cultivos del Café y del Plátano en la Zona del Eje Cafetero Colombiano

En la zona del eje cafetero colombiano comprendida entre los departamentos del Quindio, Risaralda y Caldas es muy común observar el mal aprovechamiento y la falta  de un manejo adecuado de los materiales orgánicos como la pulpa, el mucílago o aguas mieles y el pergamino del café que resulta después de la trilla del mismo; así como del vástago o pinzote, el pseudotallo y el rizoma del plátano. Con la finalidad de maximizar el aprovechamiento de estos materiales, presentamos algunas ideas para la elaboración de algunos abonos orgánicos enriquecidos con otros materiales, que por su excelente calidad, pueden sustituir los fertilizantes comerciales con la posibilidad de bajar los costos de producción, mejorar la calidad de los cultivos y recuperar los suelos que se encuentran agotados. 
 
FORMULACIÓN N.º 1 
  • 20 sacos de tierra. 
  • 20 sacos de gallinaza. 
  • 20 sacos de pulpa de café. 
  • 1 kilo de levadura para pan. 
  • 3 sacos de carbón vegetal triturado. 
  • 1 saco de salvado de arroz o semolina (50 kilos). 
Humedad: se debe considerar la prueba del puño para lograr en lo máximo entre un 40 y un 45% de humedad. Para conseguirla en caso de que los materiales estén muy secos, lo ideal es aprovechar el mucílago o las llamadas aguas mieles del beneficio del café. 
 
FORMULACIÓN N.º 2 
  • 20 sacos de tierra. 
  • 20 sacos de tallo picado de plátano. 
  • 20 sacos de gallinaza. 
  • 1 kilo de levadura para pan. 
  • Un saco de salvado de arroz o semolina (50 kilos). 
  • 3 sacos de carbón vegetal triturado. 
  • Agua mezclada con el mucílago del café, hasta conseguir una humedad entre un 40 y 45% (hacer la prueba del puño). 
 
FORMULACIÓN N.º 3 
  • 20 sacos de tierra. 
  • 20 sacos de tallo de plátano bien picado. 
  • 20 sacos de gallinaza. 
  • 2 kilos de levaduras para pan. 
  • 1 saco de salvado de arroz o semolina (50 kilos). 
  • 3 sacos de carbón vegetal triturados. 
  • Agua mezclada con el mucílago del café, hasta conseguir una humedad entre un 40 y 45% (hacer la prueba del puño). 
 
FORMULACIÓN N.º 4 
  • 20 sacos de tierra. 
  • 20 sacos de pulpa de café. 
  • 20 sacos de gallinaza. 
  • 1 kilo de levadura para pan. 
Agua mezclada con el mucílago del café, hasta conseguir una humedad entre un 40 y 45% (hacer la prueba del puño). 
 
FORMULACIÓN N.º 5 
  • 20 sacos de tierra. 
  • 20 sacos de cisco o pergamino de café (cascarilla). 
  • 20 sacos de pulpa de café. 
  • 20 sacos de gallinaza o estiércol vacuno seco. 
  • 2 kilos de levadura para pan. 
  • 3 sacos de carbón vegetal triturado. 
  • 2 sacos de salvado de arroz o semolina (100 kilos). 
  • Agua mezclada con el mucílago del café, hasta conseguir una humedad entre un 40 y 45% (hacer la prueba del puño). 
 
FORMULACIÓN N.º 6 
  • 20 sacos de tierra. 
  • 20 sacos de estiércol de cerdo. 
  • 20 sacos de cisco pergamino de café (cascarilla), 
  • 1 kilo de levadura para pan. 
  • 1 saco de salvado de arroz o semolina (50 kilos). 
  • 3 sacos de carbón vegetal triturado. 
  • Agua mezclada con el mucílago del café, hasta conseguir una humedad entre un 40 y 45% (hacer la prueba del puño). 
 
FORMULACIÓN N.º 7 
  • 20 sacos de pulpa de café. 
  • 20 sacos de cisco o pergamino de café (cascarilla). 
  • 20 sacos de estiércol de cerdo o vacuno. 
  • 1 kilo de levadura para pan. 
  • 1 saco de salvado de arroz o semolina (50 kilos). 
  • Agua mezclada con el mucílago del café, hasta conseguir una humedad entre un 40 y 45% (hacer la prueba del puño).

Fuente: (documento pdf)  Adecuación del abono bocashi 

 

Abono Orgánico Bocashi (13 formulaciones Colombia) II

October 1, 2010

FORMULACIÓN N.º 8 

  • 20 sacos de tierra. 
  • 20 sacos de gallinaza. 
  • 20 sacos de tallo bien picado de plátano. 
  • 20 sacos de pulpa de café. 
  • 20 sacos de cisco o pergamino de café (cascarilla) 
  • 1 saco de salvado de arroz o semolina ( 50 kilos). 
  • 2 kilos de levadura para pan. 
  • Agua mezclada con el mucílago del café, hasta conseguir una humedad de un 40 y 45% (hacer la prueba del puño). 
FORMULACIÓN N.º 9 
  • 20 sacos de estiércol de cerdo o vacuno. 
  • 10 sacos de tierra. 
  • 20 sacos de cisco pergamino de café (cascarilla). 
  • 1 kilo de levadura para pan. 
  • 3 sacos de carbón vegetal triturado. 
  • 2 sacos de salvado de arroz o semolina (100 kilos). 
  • Agua mezclada con el mucílago del café, hasta conseguir una humedad entre un 40 y 45% (hacer la prueba del puño). 
 
FORMULACIÓN N.º 10 
  • 20 sacos de gallinaza o estiércol vacuno. 
  • 20 saco de cisco o pergamino de café (cascarilla). 
  • 1 kilo de levadura para pan. 
  • 3 sacos de carbón vegetal bien triturado, 
  • 1 saco de salvado de arroz o semolina (50 kilos). 
  • Agua mezclada con el mucílago del café, hasta conseguir una humedad entre un 40 y 45% (hacer la prueba del puño). 
 
FORMULACIÓN N.º 11 
  • 5 sacos de tierra (bien seca y tamizada). 
  • 20 sacos de gallinaza. 
  • 20 sacos de cisco o pergamino de café (cascarilla). 
  • 2 sacos de salvado de arroz o semolina (100 kilos). 
  • 1 kilo de levadura seca para pan. 
  • 1 galón de melaza o miel de purga de caña. 
  • 4 sacos de carbón vegetal bien triturado. 
  • Agua mezclada con el mucílago del café, hasta conseguir una humedad entre un 40 y 45% (hacer la prueba del puño).  
FORMULACIÓN N.º 12 
  • 20 sacos de gallinaza o estiércol vacuno. 
  • 20 sacos de cisco o pergamino de café (cascarilla). 
  • 2 sacos de salvado de arroz o semolina (100 kilos). 
  • 1 kilo de levadura seca para pan. 
  • 1 galón de melaza o miel de purga de caña. 
  • 4 sacos de carbón vegetal bien triturado. 
  • 1 saco de harina de hueso. 
  • 1 saco de calfos o fosforita huila. 
  • Agua mezclada con el mucílago del café, hasta conseguir una humedad entre un 40 y 45% (hacer la prueba del puño). 
 
FORMULACIÓN N.º 13 
  • 20 sacos de pulpa de café. 
  • 20 sacos de cisco o pergamino de café (cascarilla). 
  • 20 sacos de gallinaza o estiércol vacuno. 
  • 2 kilos de levadura seca para pan. 
  • 1 galón de melaza o miel de purga de caña. 
  • 4 sacos de carbón vegetal bien triturado. 
  • 3 sacos de calfos o fosforita huila. 
  • 2 sacos de harina de huesos. 
  • 2 sacos de salvado de arroz o semolina (100 kilos) 
  • Agua mezclada con el mucílago del café, hasta conseguir una humedad entre un 40 y 45% (hacer la prueba del puño). 
 
NOTA: Observar que algunas formulaciones, como la N.º 11, 12 y 13, son preparaciones que exigen una mayor inversión económica en relación a los otros ejemplos. Sin embargo, la calidad de los mismos será superior en cuanto a nutrición se refiere y se obtendrán resultados en menor tiempo.  Por otro lado, no hay que olvidar que la toma de decisiones para elaborar estos abonos esta en sus manos y no en la de las casas comerciales y cooperativas que hacen cada vez más dependientes y pobres a los productores. Por último, no olvidemos que la forma como se elaboran estos abonos, es con las mismas instrucciones, para la preparación del abono orgánico fermentado tipo bocashi, donde de acuerdo a las habilidades para prepararlos y procesarlos, los agricultores pueden demorar entre 8 y 16 días para estar listos para su utilización  en los  cultivos.  Las  fórmulas  N.º 14, 15, 16, 17, …. usted puede inventarlas de acuerdo a sus condiciones económicas y los materiales que encuentre localmente para su elaboración y,  principalmente, con base en su creatividad. sus condiciones económicas y los materiales que encuentre localmente para su elaboración y,  principalmente, con base en su creatividad. 

Fuente: (documento pdf)  Adecuación del abono bocashi

Enmiendas orgánicas. Bokashi (bocashi, bocachi). (República Dominicana)

September 24, 2010

De un artículo de investigación de la Revista de la ciencia del suelo y nutrición vegetal  de la Sociedad Chilena de la Ciencia del Suelo:  

… el bokashi que es definido por Soto (2003) como una mezcla de cereales, plantas oleaginosas y harinas de origen animal fermentados con variados microorganismos (bacterias, levaduras, actinomycetes y hongos del género Aspergillus y Penicillium).
Éstos tienen como objetivo estimular la vida microbiana del suelo y la nutrición de las plantas. Las enmiendas orgánicas varían en su composición química de acuerdo al proceso de elaboración, duración del proceso, actividad biológica y tipos de materiales que se utilicen (Meléndez, 2003).
Los abonos orgánicos son utilizados para mejorar y fertilizar los suelos agrícolas (Noriega, 1998; Jeavons, 2002; Cuesta, 2002; Paneque y Calaña, 2004). La calidad de las enmiendas orgánicas se determina a través de las propiedades físicas, químicas y biológicas (Lasaridi et al., 2006). Según Leblanc et al. (2007), la calidad de un abono orgánico se determina a partir de su contenido nutricional y de su capacidad de proveer nutrientes a un cultivo. Este contenido está directamente relacionado con las concentraciones de esos nutrientes en los materiales utilizados para su elaboración (Benzing, 2001).
En la República Dominicana las enmiendas orgánicas son aplicadas en la agricultura hace más de dos décadas; pero no han sido caracterizadas. Debido a esto los agricultores tienen incertidumbre en relación a las cantidades de nutrientes que aplican a sus cultivos. Las principales materias primas para la elaboración de abonos orgánicos son: gallinaza, pollaza, estiércol (vacuno, caprino y ovino), pulpa de café, restos de cultivos y tierra de bosque. Los cuales no han sido caracterizados.
Santos (2004), al evaluar algunos abonos orgánicos procedentes de la zona de Solimán en República Dominicana reportó que el contenido nutricional era bajo en el material compostado. Recomendó mejorarlos mediante la incorporación de otras fuentes con mayores contenidos nutricionales. Paneque y Calaña (2004) reportaron en Cuba valores superiores de nutrientes en lombricompost al compararlo con estiércol animal. En países como Bolivia, Guatemala y Cuba se dispone de la caracterización de los materiales utilizados en la elaboración de enmiendas orgánicas (Benzing, 2001; Paneque y Calaña, 2004). En República Dominicana el uso de las enmiendas orgánicas es cada vez mayor. Sin embargo, los productores las aplican sin conocer sus niveles nutricionales ni sus características biológicas y físicas. Este tipo de información, permitirá a los productores agrícolas, la planificación de la fertilización en los cultivos establecidos en sus predios. Para hacer más eficiente este proceso es necesario conocer la composición microbiológica de las enmiendas orgánicas con la finalidad de asegurar la inocuidad de los productos y evitar la contaminación del ambiente y posibles daños a la salud humana (Benzing, 2001). El objetivo de esta investigación fue determinar las características físicas, químicas y microbiológicas de las enmiendas orgánicas de mayor uso en República Dominicana, así como las fuentes utilizadas para su preparación.
Bajar artículo en pdf (716K) Enmiendas-orgánicas-RepDom.pdf 
Artículo de investigación en línea: http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0718-27912008000300002&script=sci_arttext

Beneficios de los abonos orgánicos fermentados (Bolivia)

September 24, 2010

Los beneficios de la incorporación de abonos orgánicos fermentados al suelo son diversos: 

  •  Se obtiene más rápidamente un compost descompuesto; 
  •  Constituye una fuente de nutriente para las plantas, que son liberados gradualmente al mineralizarse los abonos orgánicos en el suelo; 
  •  Aumenta el contenido de materia orgánica del suelo con los beneficios de mejora de la retención del agua, mejor trabajabilidad del suelo y aumento de la resistencia frente a la erosión; 
  •  Representa una alternativa más económica que el uso de abonos químicos. 

Bajar archivo pdf: Abonos orgánicos
Fuente: Programa Manejo Integral de Cuencas – PROMIC
http://www.promic-bolivia.org/pdf/abonos_organicos.pdf

Receta de Abono Bocashi (Bolivia)

September 24, 2010

En el curso del taller preparamos entre todos los presentes un abono bocashi en base a  una receta facilitada, durante un intercambio,  por  las compañeras de COMUVA (Coordinadora de Mujeres del Valle Alto, Cochabamba), de  Bolivia. El mismo se elabora de la siguiente manera:

  • Huano – 2 bolsas
  • Rastrojo o paja – 2 bolsas
  • Tierra del lugar – 2 bolsas
  • Azúcar – ½ kilo
  • Levadura  – 3 cucharadas soperas
  • Agua – suficiente para mojar la mezcla

Preparación:

Se diluye el azúcar en agua y se agrega la levadura a la mezcla; se mezcla bien esta solución. Luego se mezcla el huano con el rastrojo y la tierra.

 Debe quedar bien húmedo, como para formar un terrón con la mano. Se debe cubrir con un nylon del viento, lluvia y sol. La temperatura dentro del abono se debe controlar dos veces por día. Si la mano no aguanta la temperatura dentro del abono se debe voltear; cuando baja está lista para el uso.

Preparación de los abonos

 

Fuente: http://www.iceph.org.ar/experiencia-taller-sobre-agricultura-ecologica-practica.shtml

Bokashi, Bocashi, Bocachi: Receta del Ecuador

September 7, 2010

a puro machete

 “Haga su propio abono” – Programa del Gobierno Provincial del Guayas, (Ecuador) dirigido a los pequeños productores. 
Para crear abono orgánico:
1.- En un piso de cemento se corta en pequeños pedazos y se maja maleza, frutas en descomposición, estiércol de ganado o de gallina, tierra, cascarilla de arroz, levadura, melaza y agua. Luego se lo revuelve con la mezcla de microorganismos madre (ver preparación en punto 2). Después de 21 días, el abono podrá ser utilizado como Bokashi*. Si se desea, se puede esperar 60 días para tener un mejor abono (compost).
Para fabricar solución de microorganismos madre: 
2.- Se coloca arroz sopudo y cocinado en una tarrina. Se lo cubre con un pedazo de media nylon, se asegura con la tapa y se lo entierra en un hoyo, dejando la tapa a nivel del suelo. Después de dos semanas se desentierra, se saca el arroz y se licua con un litro de melaza y tres litros de agua hervida a temperatura ambiente.
Luego se mezcla la solución en un tanque con 100 litros de agua y un litro de melaza y con ello ya esta listo un tanque lleno de microorganismos. Este líquido se coloca en una mochila de fumigación y se inocula el abono. Con esto se acelera el proceso de descomposición** del abono.

Nota: melaza = 1 parte de azúcar negra y 3 partes de agua

*Aclaración: Por “Bokashi” (bocashi, bocachi) se entiende materia orgánica fermentada, que luego se convertirá en compost que podrá ser usado como abono. Estas confusiones se deben a que se ha reemplazado por una palabra japonesa (bokashi, bocashi, bocachi) un concepto muy conocido (pero olvidado) del ambiente rural, el ensilado, o fermentado para la conservación de la materia orgánica. Es decir, lo que se fermenta, no se pudre, no se pierde. 

** Aclaración: Por “descomposición” se entiende el proceso del compostaje y no un proceso de “pudrición”. El compostaje da como producto material de abono, la pudrición implica pérdida de la materia orgánica. 

 

Una solución orgánica para la plaga del cacao

Elaboración de bocashi rural en Guatemala (I)

August 29, 2010

Programa Campesino a Campesino- PCaC – La Central Campesina Chortí  – municipio de Jocotán, Guatemala (Fuente: Volens)

Elaboración abono bocashi rural

Elaboracion_Abono_Bocashi  (Bajar documento completo en pdf 3,5 Mb)

Materiales para preparar seis costales quintaleros de abono fermentado 

  •     Dos costales quintaleros de estiércol bovino o gallinaza (el material que tengamos al alcance) 
  •     Dos costales quintaleros de tierra fértil. 
  •     Dos costales quintaleros de pulpa de café, cascarilla de arroz, basura de fríjol, caña de maíz, (uno o dos de los materiales que tengamos en la parcela). 
  •     Dos costales quintaleros de hojas verdes de madre de cacao u otra leguminosa. 
  •     Diez libras de ceniza, cal agrícola, cal (el material que tengamos en la casa). Si usamos cal es suficiente con cinco libras). 
  •     Tres onzas de levadura. 
  •     Medio costal de carbón vegetal (el carbón vegetal lo podemos preparar de olotes) 
  •     Un litro de melaza, una panela de dulce, cuatro litros de jugo de caña, azúcar morena (el material que tengamos al alcance en la casa). Si estamos en un lugar que hace mucho frío podemos duplicar la dosis. 
  •     Agua suficiente. Entre 75 y 150 litros (si todos los materiales están secos nos va llevar más agua). 
  •     Nylon, palma, costales viejos (lo que tengamos en la casa, suficiente para cubrir un área de tres metros de largo por dos metros de ancho). 
  •     Guacales, panas o baños. 
  •     Regadera. 
  •     Barril o medio barril. 
  •     Pala, azadón, machete 
  •     Costales, piriguala o carretilla.

    elaboración del bocashi rural

La abonera la hacemos en el lugar más cercano a la parcela donde utilizaremos el abono. 
Buscamos un lugar plano y quitamos las piedras y troncos que estorban. Fleteamos todos los materiales al punto donde prepararemos el abono. 
En un guacal o baño pequeño mezclamos las tres onzas de levadura con unos dos litros de agua, lo revolvemos hasta que la levadura se disuelva en el agua y se la agregamos al recipiente donde tenemos el agua. 
En un guacal o baño mediano mezclamos el litro de melaza con unos cinco o diez litros de agua, la meneamos hasta que este bien mezclada y se la agregamos al recipiente que tiene el agua. 
Una vez que hemos agregado la mezcla de agua con levadura y la mezcla de agua con melaza al recipiente que tiene el agua, la meneamos para que se mezcle de manera uniforme        
Elaboracion_Abono_Bocashi  (Bajar documento completo en pdf 3,5 Mb)

Elaboración de bocashi rural en Guatemala (II)

August 28, 2010

 Viene de:  Elaboración de bocashi rural en Guatemala (I)

Elaboracion_Abono_Bocashi  (Bajar documento completo en pdf 3,5 Mb)

elaboración bocashi rural


Agregamos los dos costales de caña de maíz, dos costales de hojas de madre de cacao, dos costales de estiércol, dos de tierra, medio costal de carbón y diez libras de ceniza

elaboración bocashi rural


Del montón grande vamos separando montoncitos pequeños teniendo cuidado que lleven de todos los ingredientes y se le va agregando agua con la regadera o con los guacales o baños y se le va dando vuelta hasta que queden bien mezclados y húmedos. No debe quedar tirando polvo ni muy mojado. Hacemos la prueba del puño que consiste en agarrar una puñada del material y apretar la mano, si no sale agua entre los dedos es que está en buen punto. Este material que ya está preparado lo colocamos en el lugar donde estamos preparando el abono.

elaboración bocashi rural

Separamos otra porción del mantón grande y procedemos a humedecerlo y a mezclarlo. Una vez que esta bien mezclado y con la humedad correcta lo colocamos en el lugar que colocamos el montoncito anterior y así procedemos hasta que mezclemos todo el montón.
Si estamos en un lugar helado, el montón debe quedar de una altura de un metro y si estamos en un lugar caliente debe quedar a una altura de unos 75 centímetros. Después procedemos a tapar el montón.

elaboración bocashi rural

Tenemos que darle vuelta todos los días, durante dieciséis días. La temperatura debe de llegar a los 75 grados centígrados. Hacemos unas tres pruebas, una en cada extremo y otra en el centro del montón. Con la mano hacemos agujeros de manera que podamos introducir toda la mano y parte del brazo. Si aguantamos tener la mano un rato significa que no ha calentado como esperamos, entonces al darle vuelta lo dejamos más alto. Si aguantamos tener la mano un ratito significa que esta calentando bien y lo dejamos de la misma altura. Así debe de estar de caliente durante los primeros ocho días. Si no aguantamos ni meter la mano significa que esta calentando mucho. Entonces al darle vuelta lo dejamos más bajo, unos cincuenta centímetros y así lo vamos calibrando hasta que caliente a como esperamos. 

Si a los dieciséis días todavía esta muy caliente, entonces extendemos el montón, es decir que lo dejamos bajito, unos 25 centímetros de altura. 

Una vez que está frío, procedemos a encostalarlo y guardarlo. El abono ya está listo para usarlo, pero si lo dejamos guardado por unos 45 días va trabajar mejor. Por tal razón hay que preparar el abono con tiempo. 

Un costal de abono producido en la parcela nos cuesta entre 10.00 y 15.00 quetzales. Entre más materiales provenientes de la parcela usemos más barato será el costo de producción de un saco de abono. 

Cantidades y formas de aplicación 

Con esta cantidad de abono, podemos fertilizar una tarea de 25 varas cuadradas, es decir 0.06 manzanas de tierra que está fértil o media tarea de una tierrita que está buena o una cuartilla de una tierrita que está pobre. 

La forma de aplicación va estar relacionado directamente con el tipo de labranza que utilizamos en nuestra parcela. La cantidad de abono a utilizar va estar en dependencia de que tan pobre o que tan rico este el suelo de nuestra parcela. Sabemos que en la misma parcela tenemos luchas que están lavadas y otras luchitas que todavía son fértiles. En las luchas donde el suelo esta pobre aplicaremos más abono que en las luchas que están ricas. 

Con respecto a las formas de aplicación, si sembramos utilizando arado podemos aplicar el abono al fondo del surco y después lo tapamos a medida que vamos sembrando la semilla, la semilla debe quedar encima del abono. Al momento del aporque podemos aplicar más abono al pie de la mata. 

Si sembramos al espeque (chuzo, barreta) podemos aplicar el abono sobre el chuzazo el mismo día de la siembra y después de la segunda limpia podemos realizar otra aplicación de abono al pie de la mata. Si el terreno es inclinado aplicamos el abono al lado de arriba de la mata. 

Las posibilidades de que el agua de escorrentía arrastre el abono orgánico aplicado en una parcela con más de 10 % de pendiente son muy grandes, por tal razón es necesario que la parcela esta protegida con obras de conservación. 

Debemos probar en pequeño, entonces lo ideal es que usemos labranza mínima, es decir que piquemos el surco donde vamos a colocar el abono y la semilla. Estos surcos deben ir en forma de curvas a nivel o siguiendo una obra de conservación.

Sigue en:  Elaboración de bocashi rural en Guatemala (III)

Elaboracion_Abono_Bocashi  (Bajar documento completo en pdf 3,5 Mb)

Elaboración de bocashi rural en Guatemala (III)

August 27, 2010

Viene de:  Elaboración de bocashi rural en Guatemala (II)

Elaboracion_Abono_Bocashi  (Bajar documento completo en pdf 3,5 Mb)

En una parcela como esta que tiene más o menos 1 % de pendiente las posibilidades de que haya erosión por causa del agua son mínimas, pero sucede que parcelas con este porcentaje de pendiente casi no se encuentran en la zona que trabajamos.
Para abonar una manzana de milpa en una parcela que el suelo esta pobre, necesitamos por lo menos unos 400 sacos de abono, es decir que para una tarea necesitamos 24 sacos de abono.
Para abonar una manzana de milpa en una parcela que el suelo no está tan pobre, es decir que está algo fértil, necesitamos unos 200 costales de abono orgánico. Para una tarea de 25 varas cuadradas, necesitamos 12 costales de abono.
Para abonar una parcela que consideramos que todavía esta fértil, podemos utilizar para una manzana de maíz 100 costales de abono. Para una tarea necesitaríamos seis costales de abono.
La planta nos va ir dando señales de que si necesita más abono o si esta bien con la cantidad que hemos aplicado.
Si vamos a utilizar el abono para llenar bolsas para vivero de café o de frutales, también vamos a tomar en cuenta la tierra que tenemos. Si estamos en presencia de una tierrita pobre, podemos utilizar una mezcla de tres paladas de abono y una de tierra. Si la tierrita está regular, es decir algo fértil, hacemos una mezcla de dos paladas de tierra y dos de abono y si la tierra consideramos que esta fértil utilizamos una mezcla de una palada de abono y una de tierra.
Si vamos a preparar una meza para la siembra de hortaliza, también tomamos en cuenta la fertilidad de la tierra que tenemos. En presencia de una tierrita pobre podemos utilizar hasta un costal por metro cuadrado de meza. En una tierrita regular medio costal por metro cuadrado de meza y en una tierrita buena un cuarto de costal por metro cuadrado.
Primero picamos el suelo unas ocho pulgadas de profundidad, después le agregamos el abono y le pegamos una picadita con azadón de manera que se mezclen los dos materiales.
Hay que tomar en cuenta que en la siguiente siembra que hagamos en esta meza ya las cantidades de abono a utilizar serán menores, por que ya tenemos una bodega de nutrientes en dicha meza.
Para sembrar un árbol frutal hacemos un hoyo de 40 X 40 X 40 centímetros, la tierra de la primera capa, es decir la capa fértil la dejamos aparte de la tierra de más abajo. Echamos abono hasta la mitad del el hoyo, le podamos las raíces al árbol si es necesario, colocamos el árbol y después le agregamos la tierra fértil y si falta tierra le agregamos más abono. También podemos mezclar la tierra fértil con el abono y con esa mezcla sembramos el árbol. Si estamos en un terreno con más del 15 % de pendiente, es necesario que le hagamos al árbol una terraza individual para evitar que el suelo y el abono se laven o erosionen
Si queremos abonar un árbol frutal que esta en producción, por ejemplo un aguacate podemos aplicarle hasta cuatro costales de abono. Hacemos un surco en círculo hasta donde llega la copa del árbol y allí aplicamos el abono. También se lo podemos aplicar al pie del árbol. Si estamos en un terreno con mucha pendiente le hacemos una barrera muerta en forma de media luna al lado de abajo del árbol con el objetivo de que el agua de escorrentía no lave el abono y proteger las raíces del anclaje del árbol.
A los cultivos que estamos fertilizando con abono orgánico sólido debemos aplicarles abono foliar. Por ejemplo si es una milpa le podemos hacer hasta cuatro aplicaciones durante el ciclo del cultivo. Desde los primeros 15 días de nacido hasta que está en chilote, las aplicaciones pueden ser foliares o tronqueadas, es decir al pie de la mata.
Bibliografía:
1.- Folleto “La Abonera”, Programa Campesino a Campesino- PCaC-UNAG, Nicaragua
2.- Alternativas Orgánicas/ Memoria “Curso Agricultura Orgánica” /Movimiento de Agricultura Orgánica de El Salvador
3.- Revista “Elaboración de abonos orgánicos sólidos y líquidos”, UNAG – Estelí, Nicaragua.
4.- Prácticas Alternativas para el Manejo de Plagas y Enfermedades

Elaboracion_Abono_Bocashi (Bajar documento completo en pdf 3,5 Mb)


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.