Posts Tagged ‘solución de microorganismos madre’

Lactobacilos: Cómo producirlos (Costa Rica)

September 14, 2010

Bacterias beneficas:  Lactobacillus 
Los lactobacillus son bacterias que traen muchos beneficios.  Ayudan a descomponer la materia orgánica en el suelo.  Esto les permite a las plantas absorber los nutrimentos, como el calcio, el fósforo y el potasio, que se encuentran en esa materia.  También ayudan a  eliminar los malos olores de materiales en descomposición.  Además, se usan para prevenir enfermedades causadas por hongos, como por ejemplo el Fusarium en los semilleros de tomate, y la Rhizoctonia o Mal del Talluelo.  Una buena práctica es agregarle Lactobacillus al compost para que este se descomponga de forma más rápida y sin olores desagradables.*

*[Nota importante: Este es el principio básico del "bocashi" (bokashi, bocachi), aunque el producto comercial no lo revele. La utilización de lactobacilo (lactofermentos) para acelerar el proceso del compost. En su uso domiciliario, ver notas en este sitio, se garantiza la fermentación, evitando así la pudrición (los olores desagradables) cuidando que el proceso se realice en condiciones anaeróbicas (en ausencia de aire, dentro de un recipiente hermético).]

Materiales básicos para producir Lactobacillus 

  • 150 gramos o 5 onzas de arroz 
  • 800 mililitros de agua 
  • 1 litro de leche cruda, entera *
  • Melaza **
  • 1 botella plástica de 2 litros, con tapa 
  • 1 recipiente con tapa y con capacidad de 1.5 a 2 litros, con tapa. 

Notas: *También se puede usar leche de producción comercial
**melaza = 1 parte de azúcar negra y 3 partes de agua


Procedimientos para su elaboración  
Coloque el arroz y el agua en un envase de plástico, como por ejemplo una botella plástica de 2 litros, tapada (Foto 17).  
Foto 17. Coloque el arroz y el agua en un envase y tápelo.
También se puede usar simplemente el agua de enjuague de arroz.  A la hora de lavar el arroz, recolecte aproximadamente 1 litro del líquido de enjuague, que es de color pastoso o lechoso.  Coloque este líquido en una botella plástica de 2 litros, tapada.  En ambos casos, deje la botella en un lugar oscuro y a temperatura ambiente. 
Al cabo de 2 a 3 días, el agua estará fermentada, con un olor a chicha o encurtido.  Tome 100 mililitros, que es igual a 100 cc, del líquido fermentado y mézclelo con un litro de leche cruda y entera, en un recipiente (Foto 18 A y B). 
Foto 18. (A) Toma 100 cc de líquido fermentado y (B) mézclelo con un litro de leche cruda y entera. 
También se puede usar otra botella plástica de 2 litros.  Tape el recipiente y guárdelo en un lugar oscuro a temperatura ambiente. 
Después de aproximadamente 2 a 3 días, se formarán 3 capas: una nata muy delgada arriba, una capa de suero en el medio y un asiento, o cuajo, en el fondo (Figura 1). 
Figura 1. Después de 2 a 3 días se formarán tres capas: una nata delgada, una capa de suero y un asiento en el fondo.  Los Lactobacillus se encuentran en el suero. 
El suero es lo que se va usar, porque allí es donde están los Lactobacillus.  Se mide la cantidad de suero que se obtuvo y en un recipiente de boca ancha se mezcla con igual cantidad de melaza.  
La melaza es una fuente de energía que permite que los Lactobacillus sigan reproduciéndose.  También funciona como un preservante y los Latobacillus se pueden guardar así por hasta 2 años si se mantienen a temperatura ambiente y sin entrada de luz directa.  Por esta razón es preferible guardar la mezcla en un frasco de vidrio de color oscuro.  Se guarda tapado, pero no sellado.  Sin embargo, como se trata de seres vivientes, siempre es preferible usarlo lo más pronto posible. 
Dosis 
En el INA de La Soga, Bagaces, se ha encontrado que el cultivo de arroz responde a una dosis de 200 cc por bomba de 16 litros.  En un semillero de tomate, se usan 100 a 200 cc por 16 a 18 litros de agua para prevenir ataques de Fusarium.  Sin embargo, el agricultor debe ir probando la dosis, dependiendo del cultivo y de su estado de crecimiento. 
**Nota: melaza = 1 parte de azúcar negra y 3 partes de agua
 Fuente: (folleto)  ELABORE SUS PROPIOS ABONOS, INSECTICIDAS Y REPELENTES ORGÁNICOS   
Quirós P., Anastacia; Albertin B., Andrea; Blázquez S., Manuel  
 Bajar archivo (36 páginas ilustradas) en pdf (3.8 MB)
ORGANIZACIÓN PARA ESTUDIOS TROPICALES 

Apartado Postal 676-2050 

San Pedro de Montes de Oca 

Costa Rica 

Tel: (506) 524-0607 

Fax: (506) 524-0608 

Email: oet@ots.ac.cr 

 

36 p.  2004 

1. Agricultura orgánica  2. Abonos orgánicos  3. Insecticidas orgánicos 

4. Repelentes orgánicos

Bokashi, Bocashi, Bocachi: Receta del Ecuador

September 7, 2010

a puro machete

 “Haga su propio abono” – Programa del Gobierno Provincial del Guayas, (Ecuador) dirigido a los pequeños productores. 
Para crear abono orgánico:
1.- En un piso de cemento se corta en pequeños pedazos y se maja maleza, frutas en descomposición, estiércol de ganado o de gallina, tierra, cascarilla de arroz, levadura, melaza y agua. Luego se lo revuelve con la mezcla de microorganismos madre (ver preparación en punto 2). Después de 21 días, el abono podrá ser utilizado como Bokashi*. Si se desea, se puede esperar 60 días para tener un mejor abono (compost).
Para fabricar solución de microorganismos madre: 
2.- Se coloca arroz sopudo y cocinado en una tarrina. Se lo cubre con un pedazo de media nylon, se asegura con la tapa y se lo entierra en un hoyo, dejando la tapa a nivel del suelo. Después de dos semanas se desentierra, se saca el arroz y se licua con un litro de melaza y tres litros de agua hervida a temperatura ambiente.
Luego se mezcla la solución en un tanque con 100 litros de agua y un litro de melaza y con ello ya esta listo un tanque lleno de microorganismos. Este líquido se coloca en una mochila de fumigación y se inocula el abono. Con esto se acelera el proceso de descomposición** del abono.

Nota: melaza = 1 parte de azúcar negra y 3 partes de agua

*Aclaración: Por “Bokashi” (bocashi, bocachi) se entiende materia orgánica fermentada, que luego se convertirá en compost que podrá ser usado como abono. Estas confusiones se deben a que se ha reemplazado por una palabra japonesa (bokashi, bocashi, bocachi) un concepto muy conocido (pero olvidado) del ambiente rural, el ensilado, o fermentado para la conservación de la materia orgánica. Es decir, lo que se fermenta, no se pudre, no se pierde. 

** Aclaración: Por “descomposición” se entiende el proceso del compostaje y no un proceso de “pudrición”. El compostaje da como producto material de abono, la pudrición implica pérdida de la materia orgánica. 

 

Una solución orgánica para la plaga del cacao


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.