Posts Tagged ‘abono de yogur’

Bocashi en casa, paso a paso

May 22, 2011

Que se necesita:                   [bajar instructivo sin imágenes]

  • leche (1 litro)
  • el agua del lavado del arroz (una taza de arroz)
  • tela de algodón para colar el suero tipo “liencillo”
  • azúcar mascabo / morena / negra (300 grs.)
  • papel de diario (varios diarios de 15-20 hojas)
  • recipiente para sumergir el papel de diario en la mezcla
  • un espacio para desplegar el papel de diario para su secado (a la sombra)
  • sábanas viejas o tela de algodón para colocar sobre ellas el papel de diario húmedo para acelerar el secado
  • balde con tapa hermética (p.ej. de helados) para colocar la basura domiciliaria y el papel de diario en capas (mínimo: 10 litros)
  • pesa para comprimir materia orgánica en el fondo del balde (un plato, un bol)
  • cartón o relleno absorbente para el fondo (cartón de huevos, o de caja)

————————
1. Producción del suero de leche

  • Guardar en un frasco de vidrio el primer agua del lavado de una taza de arroz (p. ej. 1/2 litro) (el agua debe estar turbia) dejando abundante espacio entre la superficie del agua y la tapa del frasco, y colocar una tapa suelta que permita el paso del aire.
  • Dejar en un lugar oscuro durante 15 días. El agua se enturbia más y aparecen filamentos y cosas en suspensión.

agua del lavado del arroz (almidón disuelto)

[15 días después]

  • Colar y agregar 1 parte en 10 de leche y dejar nuevamente en un recipiente tapado pero con abundante aire y en un lugar oscuro.
  • Dejar una semana a oscuras y la leche se “cortará”. Aparece un “quesillo” o yogur espeso semisumergido en el suero. (Importante: Averiguar si el quesillo es comestible antes de probarlo. No tiene olor agradable.)

suero con quesillo sobrenadante


nata - suero y asiento de cuajo


[1 semana después]

  • Pasar el suero y el quesillo a través de una tela tipo liencillo de algodón, para colar, recogiendo el suero. El “quesillo” se puede agregar a la basura orgánica.

————————

2. Producción de la mezcla de suero y azúcar para remojar el papel de diario
Mezclar:

  • 1 parte de suero
  • 1 parte de melaza (1 parte de azúcar negra y 3 partes de agua)
  • 6 partes de agua

En una jarra de medición de un litro resulta:

  • 1 parte suero (más o menos 800 ml)
  • 1 parte melaza = (250-300 ml de azúcar negra (compactar levemente) y agregar agua hasta 800 ml.)
  • 6 partes de agua (4 litros y algo más de agua. Usar agua sin cloro.)

————————

3. Remojado del papel de diario y su posterior fermentación

  • Colocar la mezcla de suero, azúcar y agua en un recipiente adecuado como para sumergir las hojas de diario y remojar. Se puede agregar un diario entero y sumergirlo. Dejar un rato para se remoje bien.

hojas de diario en remojo

  • Tomar el conjunto de las hojas de diario empapadas de una o de dos puntas y dejar escurrir.
  • Colocar en una bolsa de nylon los diarios desplegados sobre una superficie plana (el piso) y sacarle todo el aire pasando la palma de la mano por afuera de la bolsa de nylon. Cerrar la bolsa, (plegar los bordes abiertos) y poner una etiqueta para indicar la fecha.

hojas de diario en bolsa de nylon cerrada

  • Poner a la sombra, evitando la luz de sol directa.
  • Esperar 15 días.

[15 días después]

  • Separar con cuidado las hojas de diario húmedas, y colocar de a una hoja por vez, sobre alguna superficie que no sea plástica para que no dificulte el secado. Se pueden usar telas o sábanas viejas de algodón que absorberán algo de la humedad pero retendrán el olor a fermento del diario.
  • Dar vuelta las hojas cada tanto para acelerar el secado.
  • El secado también se debe realizar a la sombra.
  • Una vez secas las hojas quedan “acartonadas” y se pueden guardar dobladas por mucho tiempo. Tienen un olor característico, que no es desagradable, pero deberá cuidarse de no confundirlas con hojas de diario común y usarlas para otra cosa, simplemente porque se perdería el trabajo ya realizado con ellas.

————————

4. Fermentación de la basura doméstica (orgánica)

  • Tomar un balde con cierre hermético, tipo balde de helados de 10 litros o más grande, limpio, y colocar en el fondo una buena capa de casi 10 cms. de papel de diario hecho trizas, o cartón en tiras (p. ej. de un cartón de huevos)
  • Colocar encima una hoja doblada de diario preparada y ya seca.
  • Colocar una capa de basura domiciliaria de 5-10 cm. Se puede usar cualquier tipo de restos de comida, incluyendo cáscara de huevo, (salvo la grasa de la carne porque al final del proceso, cuando vuelve a entrar en contacto con el aire, se pudre y atrae moscas), pero deberá cuidarse de no incorporar restos muy húmedos. El papel y el cartón en el fondo absorben los líquidos que produce la basura, pero no está previsto que absorban el jugo de los tomates, por ejemplo.
  • Sobre esta capa colocar otra hoja de diario preparada y seca y apretar bien para que se compacte. Colocarle encima un objeto pesado, como un plato o un bol y cerrar con la tapa hermética.
  • Agregar basura en capas de 5-10 cm. sobre el diario anterior y cubrir con una hoja de diario nueva, comprimir bien y tapar herméticamente. La hoja anterior aparecerá mojada después de 1 o 2 días y puede mostrar una película u hongo blanco fruto de la fermentación. La basura mantendrá sus características de color y consistencia, pero adquirirá un olor agridulce por la fermentación.
  • Una vez que se llenó bien el balde, se deja tapado durante 2 semanas, para que termine el proceso de fermentación.
  • La basura fermentada se puede enterrar en el suelo, donde se produce la etapa final del compostaje. Conviene marcar el lugar para luego verificar (1 mes o algo más) que el proceso culminó. Dejar pasar 1 mes antes de colocar plantas.
  • La basura fermentada también se puede usar como comida (en cantidades pequeñas) para las lombrices californianas, usándola, por ejemplo, como cebo para atraerlas. En este caso se coloca una pequeña cantidad de basura fermentada en un pedazo de media sombra o mosquitero de nylon y se lo entierra en el lombricompuesto. A los pocos días se verá que las lombrices atravesaron la media sombra e ingresaron en la basura fermentada.
Advertisements

Receta de Bocashi rural (Chile)

May 30, 2010
El Bocashi es un abono orgánico posible de obtener en tan sólo 7 días. Los materiales a utilizar son baratos y, por lo general, muy fáciles de conseguir. Estos son los siguientes:                     
  •  1 carretillada de tierra común
  •  1 carretillada de guano
  •  ¾ carretillada de afrechillo, afrecho o harinilla
  •  1 litro de leche o 1 vaso de yogurt natural
  •  1 cucharada sopera de levadura
  •  1 cucharada sopera de miel
  •  Restos orgánicos
  •  Ceniza, cáscaras de huevo y/o conchas de mariscos
  •  Agua
En un recinto protegido del sol y la lluvia, extendemos un nylon. Primeramente, colocamos la tierra, en el centro el guano, luego se incorpora la harinilla o afrechillo, los restos vegetales, cenizas, cáscaras de huevo y/o conchas de mariscos. La noche anterior se mezcla la leche (o yogurt), la levadura y la miel, éste preparado se añade a la mezcla. Poco a poco se va incluyendo el agua, (igual que una masa de pan) hasta formar una masa fácilmente manejable con las manos, que no se pegue ni que escurra agua entre los dedos. En caso de que esto último sucediera se añade material seco, paja, pasto seco, etc. para reducir el exceso de humedad. Los ingredientes se comienzan a mezclar con una pala desde fuera hacia dentro, hasta que quede completamente homogénea. Luego se deja tapado. Los primeros 4 días se voltea la mezcla tres veces al día. Los últimos 3, sólo dos veces. Finalmente, al séptimo día está listo para ser aplicado (1 cucharada sopera a cada planta). El Bocashi lo puedo utilizar tanto para abonar las plantas, como para la elaboración de almacigueras. Se debe almacenar en un recinto abrigado de la lluvia y el sol.
 
 Fuente: Parcelita del Espino   –    ¿Qué es el Bocashi? Preparación y usos.

Abono con balde y maceta, sin jardín ni fondo.

April 11, 2010

Qué se necesita 

  •  leche 
  • fermento de yogur o el agua del lavado del arroz
  •  azúcar mascabo / morena / negra
  •  papel de diario o cartón
  •  donde sumergir el papel de diario o el cartón en la mezcla
  •  superficie para desplegar el papel de diario para luego dejarlo secar
  •  sábanas viejas o telas de algodón para colocar sobre ellas el papel de diario húmedo (para acelerar el secado)
  •  balde con tapa hermética (p.ej. de helados) para colocar los restos orgánicos y el papel de diario en capas
  •  pesa para comprimir materia orgánica en el fondo del balde (un plato, un bol)
  •  cartón o relleno absorbente para el fondo (cartón de huevos, o de caja)
  •  maceta grande o balde para terminar el proceso de compostaje

 

Ver Instrucciones   archivo .doc

Diferencias entre el compostaje y la fermentación de los restos orgánicos (bokashi)

April 2, 2010

La pila de compost se establece a la intemperie y el proceso de descomposición lo producen los microbios que están en el suelo. Periódicamente requiere que se lo remueva, que se le agregue agua y necesita oxígeno. También requiere que se levante temperatura para eliminar los microbios patógenos. El proceso de compostaje tarda meses en llegar a su punto de madurez cuando el material orgánico se encuentre lo suficientemente desmenuzado como para poder usarse como abono. 

————
El proceso de fermentación de los restos orgánicos (bokashi) se realiza dentro de un recipiente cerrado herméticamente. Una vez que se llenó el recipiente, se entierra este producto fermentado para que los microbios en el suelo terminen el proceso de compostaje. Este primer paso de fermentación es un proceso de precompostaje. Dentro del recipiente cerrado (en lo posible) se excluye el oxígeno (proceso anaeróbico). No es necesario remover los restos orgánicos, no requiere ninguna atención especial, salvo mantener la hermeticidad del contenedor. El proceso es mucho más rápido que el compostaje ya que usa enzimas para la degradación de los restos orgánicos. Además se pueden compostar materiales que “no se pueden compostar” en pila caliente. Ver Cómo compostar lo que no se puede compostar. 

Separación en origen. No todo es basura.

March 26, 2010

“¿A que nos referimos con “basura”?

Extractado de Buenos Aires de Cartón 

Bien, la basura es todo material considerado como desecho y que se necesita eliminar. La basura es un producto de las actividades humanas al cual se le considera de valor igual a cero por el desechado.

Cuando el paradigma de la disposición final de estos desechos es un basural a cielo abierto o un relleno sanitario donde va a parar todo, se suele incurrir en un error de decir “todo es basura”.

Si viéramos el otro gran paradigma, el de la disposición final con reciclado, vemos que la gran mayoría de los desechos, pueden ser reutilizados.”       [Sigue el artículo]  en Buenos Aires de Cartón

Separación en origen. No todo es basura.

El gran desecho reciclable, a nivel domiciliario, y mayormente ignorado, es la materia orgánica, los restos de cocina. 

En aquellos lugares en dónde se cobra al vecino el peso de la basura domiciliaria, y además se retira diferenciada: un día cartón, otro día plástico, y otro basura orgánica, han surgido rápidamente variantes de tratamiento de los restos orgánicos. Allí surge  el “Bokashi / Bocashi”. 

Se puede fermentar la basura en el hogar, en un paso de precompostaje. 

Ver       Fermentación casera de la basura o Precompostaje: Cómo reciclar los restos orgánicos de la cocina. Bokashi, bocashi, bocachi.

¿Qué son los inóculos microbianos activados y para que sirven?

January 30, 2010

Son el producto de la recolección y la multiplicación de microorganismos descomponedores y fermentadores de materia orgánica presentes en los bosques. Estos microorganismos una vez colectados son colocados en un sustrato rico en nutrientes, con humedad adecuada y en condiciones anaeróbicas (sin oxígeno) para de esta forma lograr su multiplicación masiva y así poder utilizarlos en la solución de múltiples problemas del manejo de desechos orgánicos.  

Extractado de  “Lactofermentos.  Una alternativa en la producción de abonos orgánicos líquidos fermentados”. del Centro Nacional Especializado en Agricultura Orgánica. Costa Rica

¿Suero de leche como abono?

January 21, 2010

 

El suero de leche se logra luego de hacer cuajar la leche con lactobacilo. El lactobacilo se puede conseguir dejando estacionado al oscuro el agua del lavado del arroz (una taza) durante 15 días y luego agregando un vaso de ese líquido turbio a un litro de leche (comercial). Luego de unos días (de 10 a 15, en caso de no calentar la leche) se habrá cuajado la leche, dejando una espesa masa parecida al quesillo o al yoghurt (averiguar si es comestible) por un lado y el suero de leche por el otro. Luego de colar (separar) este suero de la masa espesa, se mezcla el suero con azucar negra (o natural o mascabo) o en caso de tenerlo melaza, en determinadas proporciones para de esta manera tener un producto que fermentará la basura (o restos) orgánicos (de cocina, por ejemplo) en lo que constituye un primer paso para conseguir abono (precompostaje). El proceso de fermentado de la basura evita su pudrición.
Si al resultado  (la basura que se logra fermentar mediante la aplicación del suero con azúcar, en un soporte, que en este caso es papel de diario) se le agrega compuesto de lombriz o compost natural (el material disgregado que se retira de adentro de una pila de compost), y se deja algo más de un mes, efectivamente el suero de leche habrá ayudado a producir abono. 
Ver instrucciones   archivo .doc

¿Fermentación casera de la basura? ¡Bokashi, bocashi, bocachi!

January 10, 2010

¿Qué es el bocashi?

El bokashi (en japonés: materia orgánica fermentada), en una de sus acepciones, refiere a un método de fermentación anaeróbica de los restos de la comida domiciliaria ya conocido en EE.UU. y en Europa.
Esta práctica surge ante la necesidad de reducir la cantidad de basura que se deriva a los “rellenos sanitarios”. También se logra imponer porque en algunas ciudades se le cobra a los vecinos el retiro de la basura en función del peso. A su vez el retiro de la basura no es diario, sino a veces semanal, obligando de esta manera a los vecinos a ocuparse del problema de la basura que se genera cotidianamente, a la espera del retiro de la misma, no pudiendo simplemente sacarla a la calle todos los días.  
Donde hay mayor conciencia de la necesidad del reciclado, y alguna tradición de compostaje de materia orgánica, se logra comprender rápidamente la conveniencia de fermentar la materia orgánica cuando está fresca, en lugar de derivarla a los “rellenos sanitarios” donde sólo puede traer graves problemas de contaminación por su efectiva pudrición.
El bocashi tradicional
El término bokashi también refiere, en términos más generales, a un acelerador del compostaje, o abono orgánico fermentado. En este caso se usa semolina de arroz, harina de pescado y suelo de bosque, combinado con levaduras y suero de leche. [Bokashi (Abono Orgánico Fermentado)] Es conocido el trabajo del Dr. Teruo Higa, quien habría “sintetizado” en la década del 70 una “cultura microbiana fermentada, rica en antioxidantes”. Esta mezcla comprende microorganismos benéficos que ocurren naturalmente y que pueden ser aplicados como inoculantes para aumentar la diversidad microbiana del suelo y de las plantas. [Hacer compost con Bokashi. Entrevista a Andrés Reboreda]
El bocashi para fermentar los restos de cocina
Para el tratamiento de la basura domiciliaria, existe una versión comercial del bokashi surgida en el Japón gracias a T. Higa, en la cual se comercializan baldes o cubos con tapa hermética, una rejilla inferior y una canilla para la salida de los jugos lixiviados. También se entrega una mezcla líquida de “microorganismos eficientes / efectivos” (EM – efficient microorganisms) que mezclada con salvado de algún grano se coloca diariamente sobre las capas de restos de comida depositadas en el balde y así se evita su pudrición y se produce su conservación mediante la fermentación. [Ver folleto  (En gallego)]
¿Qué sentido tiene fermentar la basura?
La fermentación de la basura evita su descomposición por pudrición. De esta manera se puede conservar y utilizar para producir abono. La fermentación se constituye así en una etapa de precompostaje.
Si se conserva la basura, evitando su pudrición, allí donde se produce en el hogar, se logra reducir el volumen de basura que se saca a la calle, que debe ser recogida allí, transportada y depositada en “rellenos sanitarios” o basurales a cielo abierto, en dónde afecta gravemente a vecinos, al suelo, al aire, al medio ambiente.
¿Cómo se fermenta la basura?
La materia orgánica o restos de comida fresca que se desechan en la cocina se pueden manipular fácilmente, sin molestias, siempre que se “atajen” a tiempo, es decir, siempre que se evite su pudrición. Esta conservación se logra tratando la materia orgánica con una mezcla de microorganismos, principalmente lactofermentos, que previamente se introdujeron en un sustrato o soporte y se los dejó secar, para que recién se vuelvan activos cuando entren en contacto con los restos de comida.
En la versión comercial, los “microorganismos eficientes” serían de 5 tipos distintos: lactobacilos, levaduras y bacterias fotosintéticas, actinomicetos y otros tipos de organismos, y el soporte es salvado de algún grano.
En su versión casera, más económica y práctica, se usa suero de leche, azúcar, y papel de diario. Vale añadir que el proceso de “lactofermentación” es conocido en la agricultura. Su versión comercial no es más que el aprovechamiento de viejas tradiciones rurales. [Lactofermentos]
¿Dónde se pone la basura?
Los restos de comida se introducen en un recipiente con cierre hermético. La fermentación es anaeróbica y debe producirse sin la presencia de oxígeno, dentro de lo posible.
La versión comercial ofrece un balde o cubo con tapa, con una canilla en el fondo para retirar todos los días el líquido que produce la basura a medida que se va fermentando. La ventaja que tiene retirar los jugos de la basura es que se pueden usar diluidos para fertilizar las plantas, como enzimas en pozos ciegos, etc. Ver entrevista  
En la versión más casera y económica, se recurre a un balde con tapa hermética (un balde de helados reciclado) y simplemente se llena el fondo del balde con abundante papel y cartón para que absorba los líquidos y el proceso pueda seguir su curso. En este caso no es necesario atender diariamente la producción de los jugos de la basura.
¿Cuáles son los pasos?
Los restos de comida se van agregando día a día, cubriéndolos con la mezcla o el papel de diario preparado, lo que garantizará su fermentación y evitará su pudrición.
Sólo debe evitarse la basura muy aguachenta, como un tomate entero, o las naranjas con todo su jugo, pero se puede introducir más papel o cartón para que absorba el excedente. Sí se puede usar los restos del tomate o las cáscaras de naranja, etc. A diferencia del compost tradicional, se pueden incluir huesos, carne, pescado, aunque se recomienda desmenuzarlos.
La grasa de la carne vacuna, por ejemplo, sólo se pudrirá luego de estar expuesta al aire, si, por caso, al enterrarlo en el paso final, se descuida este detalle y queda a la intemperie.
También conviene colocar un objeto pesado encima de la mezcla para garantizar la ausencia de aire, y evitar abrir más de una vez por día el balde. Cuando se llena el balde, se deja estacionar un par de semanas para que termine el proceso y luego se entierra o se mezcla en una maceta grande con tierra buena para completar el proceso del compostaje. Conviene entonces tener ya preparado un segundo balde con su papel o cartón y su pesa para seguir procesando los restos.
¿Cómo se consigue la mezcla que garantice la fermentación?
En su versión comercial, en algunos países las empresas venden por internet los baldes especiales y la mezcla. Ver p. ej. folleto  (En gallego) 
 En su versión casera, más práctica y económica, simplemente se siguen las instrucciones detalladas que se ofrecen, en inglés, en “Bokashicomposting.pdf”  o en castellano aquí mismo.
¿Cuánto tiempo se necesita para preparar el material que luego se usará para fermentar los restos de cocina?
El suero de leche se consigue en pocos días, a partir de fermento de yogur, o en  10-15 días con el agua del lavado del arroz.
Luego se mezcla con azúcar negra y se mojan los papeles de diario en esta solución y se deja fermentar unos 15 días.
Se dejan secar (1-2 días) y ya se tiene el material para empezar a conservar la materia orgánica que luego de fermentada producirá, en poco más de un mes, abono o tierra fértil.  
¿Cómo se sabe si dio resultado o no la fermentación?
Lo peor que puede pasar cuando uno intenta fermentar basura y no lo logra, es que se pudra. Si aparece un polvo blanco en el papel de diario tratado (después de unos días de iniciado el proceso) o en la materia orgánica, se sabrá que el proceso marcha bien. Si, en cambio, después de varias semanas, aparece agua condensada y moho verde, será simplemente cuestión de agregarle más papel de diario tratado y verificar que esté bien cerrado el balde.  

¿Qué es el bocashi? (en inglés “bokashi”, con “k”)

September 30, 2009

 

El término original se refiere a la materia orgánica fermentada. También se refiere a un producto comercial que es simplemente el resultado del aprovechamiento de procesos naturales y conocidos, por ejemplo, en el ámbito rural. Se trata de fermentación anaeróbica con el uso de suero de leche.  
Se propone dar a conocer algunos aspectos de esos procesos naturales, para su aprovechamiento en pequeña escala, sin incurrir en mayores gastos. 
La materia orgánica domiciliaria que consideramos basura se pudre. Una manera de evitar esa descomposición y darle un uso posterior fácilmente manejable en un ámbito domiciliario consiste en fermentar esa materia orgánica impidiendo su pudrición y dándole un uso posterior, ya sea como compost o como alimento para lombrices californianas. 
El término original (en japonés) se refiere a la materia orgánica fermentada. 
La fermentación anaeróbica en este caso se convierte en un paso previo, acelerador del compost. De esta manera se puede fermentar, para luego compostar, cualquier materia orgánica, aprovechando, por ejemplo, los restos de cocina.
Más recientemente, “bokashi” se utiliza para referirse a un producto comercial (EM) que es simplemente el resultado del aprovechamiento de procesos naturales y conocidos en el ámbito rural. En Corea y en Malasia, por ejemplo, constituyen política de estado.       
En los países de Centroamérica se recurre al bocashi para recuperar los suelos perjudicados por el uso de agroquímicos. En estos casos se trata de fermentación aeróbica (pila caliente) con suero de leche, melaza y levadura y el agregado de los materiales disponibles. Ver   Bokashi  Abono orgánico fermentado – Guia de uso práctico   de EARTH, Costa Rica.
El documento que se ofrece aquí es la implementación práctica con fermentación anaeróbica (sin presencia de oxígeno) para el manejo de basura domiciliaria, aprovechando esos procesos naturales, sin incurrir en mayores gastos y con el reciclaje de papel de diario y baldes de helado. 
El ordenamiento de este proceso sencillo, práctico y económico fue realizado por el autor del blog         “Bokashi Composting”
que parece ya no tener actividad. Ver en inglés “Newspaper Bokashi”  o bajar en pdf  el sitio original  “http://bokashicomposting.com/”, reorganizado.                                            
Hay distintos foros en internet ( Extreme Bokashi – make your own innoculant – en inglés) en donde se debaten distintas formas de aprovechar este proceso. 

Qué se necesita

September 30, 2009

 

Bocashi – Fermentación anaeróbica de basura orgánica domiciliaria 
Con papel de diario y lactofermento 
Se necesita: 
• leche 
• fermento de yogur o el agua del lavado del arroz
• tela de algodón para colar tipo “liencillo”
• azúcar mascabo / morena / negra
• papel de diario
• recipiente para sumergir el papel de diario en la mezcla
• superficie para desplegar el papel de diario para luego dejarlo secar (y sábanas viejas o telas de algodón para colocar sobre ellas el papel de diario húmedo para acelerar el secado)
• balde con tapa hermética (p.ej. de helados Freddo) para colocar la basura domiciliaria y el papel de diario en capas para producir el bocashi o basura fermentada anaeróbicamente 
  •  leche 
  •  fermento de yogur o el agua del lavado del arroz
  •  tela de algodón para colar tipo “liencillo”
  •  azúcar mascabo / morena / negra
  •  papel de diario
  •  recipiente para sumergir el papel de diario en la mezcla
  •  superficie para desplegar el papel de diario para luego dejarlo secar
  •  sábanas viejas o telas de algodón para colocar sobre ellas el papel de diario húmedo (para acelerar el secado)
  •  balde con tapa hermética (p.ej. de helados) para colocar la basura domiciliaria y el papel de diario en capas

Ver Instrucciones   archivo .doc