Posts Tagged ‘bacterias benéficas’

Bocashi, en Chile, se escribe “Ekiji”

August 4, 2011

Compostaje anaeróbico permite reciclar residuos orgánicos y recuperar suelos degradados
El Ekiji, (…) una mezcla biológica de microorganismos desarrollado en Japón, ha demostrado ser capaz de descomponer los residuos orgánicos eficientemente en cualquier época del año y en ausencia de oxígeno, lo que reduce los costos originados por los volteos necesarios para la generación del compost de calidad.
Utilizando la experiencia mundial, el INIA Quilamapu, con el cofinanciamiento de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), efectuó el estudio “Ekiji: Fermentación anaeróbica de residuos agropecuarios para la elaboración de biofertilizantes”. (…)
[[Descripción del Proyecto: Obtener biofertilizantes de calidad mediante el uso, adaptación y evaluación de técnicas de compostaje anaeróbico, utilizando ME*(microorganismos eficientes/eficaces), en cualquier época del año y con mayor eficiencia.]]
El Ekiji es producto de la descomposición de residuos orgánicos que pasa por una fase anaeróbica y otra aeróbica requerida para la maduración del mismo. (…)
La coordinadora del estudio, María Cecilia Céspedes, señaló que “el Ekiji tiene la cualidad de regenerar suelos degradados, porque al servir de sustrato a los microorganismos del suelo, se multiplican aumentando la actividad biológica, incrementando la estructura del suelo y aportando nutrientes vitales para el crecimiento vegetal”. (…)
Fuente: Viveagro

Bocashi en casa, paso a paso

May 22, 2011

Que se necesita:                   [bajar instructivo sin imágenes]

  • leche (1 litro)
  • el agua del lavado del arroz (una taza de arroz)
  • tela de algodón para colar el suero tipo “liencillo”
  • azúcar mascabo / morena / negra (300 grs.)
  • papel de diario (varios diarios de 15-20 hojas)
  • recipiente para sumergir el papel de diario en la mezcla
  • un espacio para desplegar el papel de diario para su secado (a la sombra)
  • sábanas viejas o tela de algodón para colocar sobre ellas el papel de diario húmedo para acelerar el secado
  • balde con tapa hermética (p.ej. de helados) para colocar la basura domiciliaria y el papel de diario en capas (mínimo: 10 litros)
  • pesa para comprimir materia orgánica en el fondo del balde (un plato, un bol)
  • cartón o relleno absorbente para el fondo (cartón de huevos, o de caja)

————————
1. Producción del suero de leche

  • Guardar en un frasco de vidrio el primer agua del lavado de una taza de arroz (p. ej. 1/2 litro) (el agua debe estar turbia) dejando abundante espacio entre la superficie del agua y la tapa del frasco, y colocar una tapa suelta que permita el paso del aire.
  • Dejar en un lugar oscuro durante 15 días. El agua se enturbia más y aparecen filamentos y cosas en suspensión.

agua del lavado del arroz (almidón disuelto)

[15 días después]

  • Colar y agregar 1 parte en 10 de leche y dejar nuevamente en un recipiente tapado pero con abundante aire y en un lugar oscuro.
  • Dejar una semana a oscuras y la leche se “cortará”. Aparece un “quesillo” o yogur espeso semisumergido en el suero. (Importante: Averiguar si el quesillo es comestible antes de probarlo. No tiene olor agradable.)

suero con quesillo sobrenadante


nata - suero y asiento de cuajo


[1 semana después]

  • Pasar el suero y el quesillo a través de una tela tipo liencillo de algodón, para colar, recogiendo el suero. El “quesillo” se puede agregar a la basura orgánica.

————————

2. Producción de la mezcla de suero y azúcar para remojar el papel de diario
Mezclar:

  • 1 parte de suero
  • 1 parte de melaza (1 parte de azúcar negra y 3 partes de agua)
  • 6 partes de agua

En una jarra de medición de un litro resulta:

  • 1 parte suero (más o menos 800 ml)
  • 1 parte melaza = (250-300 ml de azúcar negra (compactar levemente) y agregar agua hasta 800 ml.)
  • 6 partes de agua (4 litros y algo más de agua. Usar agua sin cloro.)

————————

3. Remojado del papel de diario y su posterior fermentación

  • Colocar la mezcla de suero, azúcar y agua en un recipiente adecuado como para sumergir las hojas de diario y remojar. Se puede agregar un diario entero y sumergirlo. Dejar un rato para se remoje bien.

hojas de diario en remojo

  • Tomar el conjunto de las hojas de diario empapadas de una o de dos puntas y dejar escurrir.
  • Colocar en una bolsa de nylon los diarios desplegados sobre una superficie plana (el piso) y sacarle todo el aire pasando la palma de la mano por afuera de la bolsa de nylon. Cerrar la bolsa, (plegar los bordes abiertos) y poner una etiqueta para indicar la fecha.

hojas de diario en bolsa de nylon cerrada

  • Poner a la sombra, evitando la luz de sol directa.
  • Esperar 15 días.

[15 días después]

  • Separar con cuidado las hojas de diario húmedas, y colocar de a una hoja por vez, sobre alguna superficie que no sea plástica para que no dificulte el secado. Se pueden usar telas o sábanas viejas de algodón que absorberán algo de la humedad pero retendrán el olor a fermento del diario.
  • Dar vuelta las hojas cada tanto para acelerar el secado.
  • El secado también se debe realizar a la sombra.
  • Una vez secas las hojas quedan “acartonadas” y se pueden guardar dobladas por mucho tiempo. Tienen un olor característico, que no es desagradable, pero deberá cuidarse de no confundirlas con hojas de diario común y usarlas para otra cosa, simplemente porque se perdería el trabajo ya realizado con ellas.

————————

4. Fermentación de la basura doméstica (orgánica)

  • Tomar un balde con cierre hermético, tipo balde de helados de 10 litros o más grande, limpio, y colocar en el fondo una buena capa de casi 10 cms. de papel de diario hecho trizas, o cartón en tiras (p. ej. de un cartón de huevos)
  • Colocar encima una hoja doblada de diario preparada y ya seca.
  • Colocar una capa de basura domiciliaria de 5-10 cm. Se puede usar cualquier tipo de restos de comida, incluyendo cáscara de huevo, (salvo la grasa de la carne porque al final del proceso, cuando vuelve a entrar en contacto con el aire, se pudre y atrae moscas), pero deberá cuidarse de no incorporar restos muy húmedos. El papel y el cartón en el fondo absorben los líquidos que produce la basura, pero no está previsto que absorban el jugo de los tomates, por ejemplo.
  • Sobre esta capa colocar otra hoja de diario preparada y seca y apretar bien para que se compacte. Colocarle encima un objeto pesado, como un plato o un bol y cerrar con la tapa hermética.
  • Agregar basura en capas de 5-10 cm. sobre el diario anterior y cubrir con una hoja de diario nueva, comprimir bien y tapar herméticamente. La hoja anterior aparecerá mojada después de 1 o 2 días y puede mostrar una película u hongo blanco fruto de la fermentación. La basura mantendrá sus características de color y consistencia, pero adquirirá un olor agridulce por la fermentación.
  • Una vez que se llenó bien el balde, se deja tapado durante 2 semanas, para que termine el proceso de fermentación.
  • La basura fermentada se puede enterrar en el suelo, donde se produce la etapa final del compostaje. Conviene marcar el lugar para luego verificar (1 mes o algo más) que el proceso culminó. Dejar pasar 1 mes antes de colocar plantas.
  • La basura fermentada también se puede usar como comida (en cantidades pequeñas) para las lombrices californianas, usándola, por ejemplo, como cebo para atraerlas. En este caso se coloca una pequeña cantidad de basura fermentada en un pedazo de media sombra o mosquitero de nylon y se lo entierra en el lombricompuesto. A los pocos días se verá que las lombrices atravesaron la media sombra e ingresaron en la basura fermentada.

Bocashi rural (abono, enmienda) vs. Bocashi urbano (precompostaje de restos de cocina)

October 5, 2010

El término bokashi (en japonés: materia orgánica fermentada) hoy se usa para designar distintas formas de fermentación de la materia orgánica. 

Bocashi rural
  • Ensilaje: Antiguamente se recurría al ensilado del forraje, es decir, la inoculación de los pastos con bacterias lácticas (lactofermentos) para su conservación para usar en el invierno. 
  • Abono o enmienda orgánica: También se conocía el uso de la levadura y la melaza combinada con estiércol y otras materias orgánicas, para la enmienda orgánica, o abono orgánico fermentado. 

Hoy se llama “bocashi” a distintas recetas para acelerar el compostaje en su versión rural, a campo abierto, que pueden incluir levadura, suero de leche y melaza, y otra materia orgánica del lugar, pero que requieren cierto cuidado especial para garantizar el acceso de oxígeno para la fermentación. (En este caso es un proceso aeróbico, con presencia de oxígeno.) El aumento de la temperatura garantiza la pasteurización, es decir, la aniquilación de agentes patógenos. 
——
Bocashi urbano
En su versión urbana comercial, “bokashi” refiere a un método para la fermentación de los restos de la comida domiciliaria que es conocido en EE.UU. y en Europa. La versión comercial surge en el Japón (Teruo Higa) para lo cual se comercializan baldes o cubos con tapa hermética, una rejilla inferior y un grifo para la salida de los jugos lixiviados.

 

balde con tapa y grifo

Se vende una combinación de  microorganismos “especializados” (eficientes / efectivos: “EM – efficient microorganisms”) que mezclada con salvado (el soporte de inoculación), se coloca diariamente sobre las capas de restos de comida depositadas en el balde o cubo, con lo que se evita su pudrición y se produce su conservación mediante la fermentación. Esta es la etapa de “precompostaje”. 

 

 

 

Fuente: http://www.reboreda.es/foletoCompostPdf.pdf
Ver serie de fotos ilustrativas: http://www.flickr.com/photos/86571141@N00/sets/72057594067566801/detail/
Ver Compost con Bokashi (producto comercial)
—    
Versión Urbana, Hágalo Usted mismo (Do it yourself!)
En su versión urbana “Hágalo usted mismo“, en cambio, se recurre a los lactobacilos (lactofermentos), a cualquier balde o cubo con tapa hermética, al papel de diario, o cartón absorbente como soporte de inoculación (en reemplazo del salvado) y a papel o cartón seco sin tratar para actuar en el fondo del balde o cubo como material absorbente del lixiviado (los líquidos que drenan al fondo) en reemplazo del grifo. En este caso no es necesario vaciar los líquidos acumulados, porque al ser absorbidos por papel o cartón (sin tratar) y al no estar en contacto con el oxígeno no producen mal olor.
Se capturan las bacterias benéficas con agua de arroz: 
Se aislan los lactobacilos, al mezclar con leche y producir suero:
Agregando azúcar negra y agua, se inocula, por ejemplo, papel de diario:
 y se deja fermentar dentro de una bolsa de nylon bien cerrada (sin aire) al oscuro durante 15 días. Luego se separan y se ponen a secar las hojas de papel de diario. El proceso de secado deja latente a los lactobacilos. Las hojas de papel de diario tratadas con lactobacilos se intercalan entre capas de residuos o basura orgánica, dentro de un balde con tapa hermética. La humedad de los restos orgánicos activa los lactobacilos y se produce la fermentación (y por lo tanto la conservación) de la materia orgánica, lo que equivale a un “precompostaje”. 
 Ver: ¿Qué se necesita?       

Ver instrucciones completas en castellano:         archivo .doc

Ver la propuesta original en inglés:  Bokashicomposting.pdf

Es una versión “hágalo usted mismo” (DIY-inglés) de quienes se tomaron el trabajo de correr el velo a la promoción comercial de los microorganismos “especializados”  (EM = microorganismos eficientes / efectivos).  

 

 

Abono Bocashi (Costa Rica) I

October 5, 2010

Fuente: ELABORE SUS PROPIOS ABONOS, INSECTICIDAS Y REPELENTES ORGÁNICOS 
  de: Quirós P., Anastacia; Albertin B., Andrea; Blázquez S., Manuel 
(ORGANIZACIÓN PARA ESTUDIOS TROPICALES, Costa Rica)

Bajar documento (3.8 MB en pdf)  Manual_Orgánico
 2004

Abono Bocashi (Costa Rica) II

October 4, 2010

Abono Bocashi (Costa Rica) III

October 4, 2010

Fuente: ELABORE SUS PROPIOS ABONOS, INSECTICIDAS Y REPELENTES ORGÁNICOS 
  de: Quirós P., Anastacia; Albertin B., Andrea; Blázquez S., Manuel 
(ORGANIZACIÓN PARA ESTUDIOS TROPICALES, Costa Rica)

Bajar documento (3.8 MB en pdf)  Manual_Orgánico

Abono Bocashi (Costa Rica) IV

October 4, 2010

Fuente: ELABORE SUS PROPIOS ABONOS, INSECTICIDAS Y REPELENTES ORGÁNICOS 
  de: Quirós P., Anastacia; Albertin B., Andrea; Blázquez S., Manuel 
(ORGANIZACIÓN PARA ESTUDIOS TROPICALES, Costa Rica)

Bajar documento (3.8 MB en pdf)  Manual_Orgánico

Receta de Abono Bocashi (Bolivia)

September 24, 2010

En el curso del taller preparamos entre todos los presentes un abono bocashi en base a  una receta facilitada, durante un intercambio,  por  las compañeras de COMUVA (Coordinadora de Mujeres del Valle Alto, Cochabamba), de  Bolivia. El mismo se elabora de la siguiente manera:

  • Huano – 2 bolsas
  • Rastrojo o paja – 2 bolsas
  • Tierra del lugar – 2 bolsas
  • Azúcar – ½ kilo
  • Levadura  – 3 cucharadas soperas
  • Agua – suficiente para mojar la mezcla

Preparación:

Se diluye el azúcar en agua y se agrega la levadura a la mezcla; se mezcla bien esta solución. Luego se mezcla el huano con el rastrojo y la tierra.

 Debe quedar bien húmedo, como para formar un terrón con la mano. Se debe cubrir con un nylon del viento, lluvia y sol. La temperatura dentro del abono se debe controlar dos veces por día. Si la mano no aguanta la temperatura dentro del abono se debe voltear; cuando baja está lista para el uso.

Preparación de los abonos

 

Fuente: http://www.iceph.org.ar/experiencia-taller-sobre-agricultura-ecologica-practica.shtml

Lactobacilos: Cómo producirlos (Costa Rica)

September 14, 2010

Bacterias beneficas:  Lactobacillus 
Los lactobacillus son bacterias que traen muchos beneficios.  Ayudan a descomponer la materia orgánica en el suelo.  Esto les permite a las plantas absorber los nutrimentos, como el calcio, el fósforo y el potasio, que se encuentran en esa materia.  También ayudan a  eliminar los malos olores de materiales en descomposición.  Además, se usan para prevenir enfermedades causadas por hongos, como por ejemplo el Fusarium en los semilleros de tomate, y la Rhizoctonia o Mal del Talluelo.  Una buena práctica es agregarle Lactobacillus al compost para que este se descomponga de forma más rápida y sin olores desagradables.*

*[Nota importante: Este es el principio básico del “bocashi” (bokashi, bocachi), aunque el producto comercial no lo revele. La utilización de lactobacilo (lactofermentos) para acelerar el proceso del compost. En su uso domiciliario, ver notas en este sitio, se garantiza la fermentación, evitando así la pudrición (los olores desagradables) cuidando que el proceso se realice en condiciones anaeróbicas (en ausencia de aire, dentro de un recipiente hermético).]

Materiales básicos para producir Lactobacillus 

  • 150 gramos o 5 onzas de arroz 
  • 800 mililitros de agua 
  • 1 litro de leche cruda, entera *
  • Melaza **
  • 1 botella plástica de 2 litros, con tapa 
  • 1 recipiente con tapa y con capacidad de 1.5 a 2 litros, con tapa. 

Notas: *También se puede usar leche de producción comercial
**melaza = 1 parte de azúcar negra y 3 partes de agua


Procedimientos para su elaboración  
Coloque el arroz y el agua en un envase de plástico, como por ejemplo una botella plástica de 2 litros, tapada (Foto 17).  
Foto 17. Coloque el arroz y el agua en un envase y tápelo.
También se puede usar simplemente el agua de enjuague de arroz.  A la hora de lavar el arroz, recolecte aproximadamente 1 litro del líquido de enjuague, que es de color pastoso o lechoso.  Coloque este líquido en una botella plástica de 2 litros, tapada.  En ambos casos, deje la botella en un lugar oscuro y a temperatura ambiente. 
Al cabo de 2 a 3 días, el agua estará fermentada, con un olor a chicha o encurtido.  Tome 100 mililitros, que es igual a 100 cc, del líquido fermentado y mézclelo con un litro de leche cruda y entera, en un recipiente (Foto 18 A y B). 
Foto 18. (A) Toma 100 cc de líquido fermentado y (B) mézclelo con un litro de leche cruda y entera. 
También se puede usar otra botella plástica de 2 litros.  Tape el recipiente y guárdelo en un lugar oscuro a temperatura ambiente. 
Después de aproximadamente 2 a 3 días, se formarán 3 capas: una nata muy delgada arriba, una capa de suero en el medio y un asiento, o cuajo, en el fondo (Figura 1). 
Figura 1. Después de 2 a 3 días se formarán tres capas: una nata delgada, una capa de suero y un asiento en el fondo.  Los Lactobacillus se encuentran en el suero. 
El suero es lo que se va usar, porque allí es donde están los Lactobacillus.  Se mide la cantidad de suero que se obtuvo y en un recipiente de boca ancha se mezcla con igual cantidad de melaza.  
La melaza es una fuente de energía que permite que los Lactobacillus sigan reproduciéndose.  También funciona como un preservante y los Latobacillus se pueden guardar así por hasta 2 años si se mantienen a temperatura ambiente y sin entrada de luz directa.  Por esta razón es preferible guardar la mezcla en un frasco de vidrio de color oscuro.  Se guarda tapado, pero no sellado.  Sin embargo, como se trata de seres vivientes, siempre es preferible usarlo lo más pronto posible. 
Dosis 
En el INA de La Soga, Bagaces, se ha encontrado que el cultivo de arroz responde a una dosis de 200 cc por bomba de 16 litros.  En un semillero de tomate, se usan 100 a 200 cc por 16 a 18 litros de agua para prevenir ataques de Fusarium.  Sin embargo, el agricultor debe ir probando la dosis, dependiendo del cultivo y de su estado de crecimiento. 
**Nota: melaza = 1 parte de azúcar negra y 3 partes de agua
 Fuente: (folleto)  ELABORE SUS PROPIOS ABONOS, INSECTICIDAS Y REPELENTES ORGÁNICOS   
Quirós P., Anastacia; Albertin B., Andrea; Blázquez S., Manuel  
 Bajar archivo (36 páginas ilustradas) en pdf (3.8 MB)
ORGANIZACIÓN PARA ESTUDIOS TROPICALES 

Apartado Postal 676-2050 

San Pedro de Montes de Oca 

Costa Rica 

Tel: (506) 524-0607 

Fax: (506) 524-0608 

Email: oet@ots.ac.cr 

 

36 p.  2004 

1. Agricultura orgánica  2. Abonos orgánicos  3. Insecticidas orgánicos 

4. Repelentes orgánicos

Bokashi, Bocashi, Bocachi: Receta del Ecuador

September 7, 2010

a puro machete

 “Haga su propio abono” – Programa del Gobierno Provincial del Guayas, (Ecuador) dirigido a los pequeños productores. 
Para crear abono orgánico:
1.- En un piso de cemento se corta en pequeños pedazos y se maja maleza, frutas en descomposición, estiércol de ganado o de gallina, tierra, cascarilla de arroz, levadura, melaza y agua. Luego se lo revuelve con la mezcla de microorganismos madre (ver preparación en punto 2). Después de 21 días, el abono podrá ser utilizado como Bokashi*. Si se desea, se puede esperar 60 días para tener un mejor abono (compost).
Para fabricar solución de microorganismos madre: 
2.- Se coloca arroz sopudo y cocinado en una tarrina. Se lo cubre con un pedazo de media nylon, se asegura con la tapa y se lo entierra en un hoyo, dejando la tapa a nivel del suelo. Después de dos semanas se desentierra, se saca el arroz y se licua con un litro de melaza y tres litros de agua hervida a temperatura ambiente.
Luego se mezcla la solución en un tanque con 100 litros de agua y un litro de melaza y con ello ya esta listo un tanque lleno de microorganismos. Este líquido se coloca en una mochila de fumigación y se inocula el abono. Con esto se acelera el proceso de descomposición** del abono.

Nota: melaza = 1 parte de azúcar negra y 3 partes de agua

*Aclaración: Por “Bokashi” (bocashi, bocachi) se entiende materia orgánica fermentada, que luego se convertirá en compost que podrá ser usado como abono. Estas confusiones se deben a que se ha reemplazado por una palabra japonesa (bokashi, bocashi, bocachi) un concepto muy conocido (pero olvidado) del ambiente rural, el ensilado, o fermentado para la conservación de la materia orgánica. Es decir, lo que se fermenta, no se pudre, no se pierde. 

** Aclaración: Por “descomposición” se entiende el proceso del compostaje y no un proceso de “pudrición”. El compostaje da como producto material de abono, la pudrición implica pérdida de la materia orgánica. 

 

Una solución orgánica para la plaga del cacao