Posts Tagged ‘conservación de nutrientes’

Elaboración de bocashi rural en Guatemala (I)

August 29, 2010

Programa Campesino a Campesino- PCaC – La Central Campesina Chortí  – municipio de Jocotán, Guatemala (Fuente: Volens)

Elaboración abono bocashi rural

Elaboracion_Abono_Bocashi  (Bajar documento completo en pdf 3,5 Mb)

Materiales para preparar seis costales quintaleros de abono fermentado 

  •     Dos costales quintaleros de estiércol bovino o gallinaza (el material que tengamos al alcance) 
  •     Dos costales quintaleros de tierra fértil. 
  •     Dos costales quintaleros de pulpa de café, cascarilla de arroz, basura de fríjol, caña de maíz, (uno o dos de los materiales que tengamos en la parcela). 
  •     Dos costales quintaleros de hojas verdes de madre de cacao u otra leguminosa. 
  •     Diez libras de ceniza, cal agrícola, cal (el material que tengamos en la casa). Si usamos cal es suficiente con cinco libras). 
  •     Tres onzas de levadura. 
  •     Medio costal de carbón vegetal (el carbón vegetal lo podemos preparar de olotes) 
  •     Un litro de melaza, una panela de dulce, cuatro litros de jugo de caña, azúcar morena (el material que tengamos al alcance en la casa). Si estamos en un lugar que hace mucho frío podemos duplicar la dosis. 
  •     Agua suficiente. Entre 75 y 150 litros (si todos los materiales están secos nos va llevar más agua). 
  •     Nylon, palma, costales viejos (lo que tengamos en la casa, suficiente para cubrir un área de tres metros de largo por dos metros de ancho). 
  •     Guacales, panas o baños. 
  •     Regadera. 
  •     Barril o medio barril. 
  •     Pala, azadón, machete 
  •     Costales, piriguala o carretilla.

    elaboración del bocashi rural

La abonera la hacemos en el lugar más cercano a la parcela donde utilizaremos el abono. 
Buscamos un lugar plano y quitamos las piedras y troncos que estorban. Fleteamos todos los materiales al punto donde prepararemos el abono. 
En un guacal o baño pequeño mezclamos las tres onzas de levadura con unos dos litros de agua, lo revolvemos hasta que la levadura se disuelva en el agua y se la agregamos al recipiente donde tenemos el agua. 
En un guacal o baño mediano mezclamos el litro de melaza con unos cinco o diez litros de agua, la meneamos hasta que este bien mezclada y se la agregamos al recipiente que tiene el agua. 
Una vez que hemos agregado la mezcla de agua con levadura y la mezcla de agua con melaza al recipiente que tiene el agua, la meneamos para que se mezcle de manera uniforme        
Elaboracion_Abono_Bocashi  (Bajar documento completo en pdf 3,5 Mb)

Advertisements

Elaboración de bocashi rural en Guatemala (II)

August 28, 2010

 Viene de:  Elaboración de bocashi rural en Guatemala (I)

Elaboracion_Abono_Bocashi  (Bajar documento completo en pdf 3,5 Mb)

elaboración bocashi rural


Agregamos los dos costales de caña de maíz, dos costales de hojas de madre de cacao, dos costales de estiércol, dos de tierra, medio costal de carbón y diez libras de ceniza

elaboración bocashi rural


Del montón grande vamos separando montoncitos pequeños teniendo cuidado que lleven de todos los ingredientes y se le va agregando agua con la regadera o con los guacales o baños y se le va dando vuelta hasta que queden bien mezclados y húmedos. No debe quedar tirando polvo ni muy mojado. Hacemos la prueba del puño que consiste en agarrar una puñada del material y apretar la mano, si no sale agua entre los dedos es que está en buen punto. Este material que ya está preparado lo colocamos en el lugar donde estamos preparando el abono.

elaboración bocashi rural

Separamos otra porción del mantón grande y procedemos a humedecerlo y a mezclarlo. Una vez que esta bien mezclado y con la humedad correcta lo colocamos en el lugar que colocamos el montoncito anterior y así procedemos hasta que mezclemos todo el montón.
Si estamos en un lugar helado, el montón debe quedar de una altura de un metro y si estamos en un lugar caliente debe quedar a una altura de unos 75 centímetros. Después procedemos a tapar el montón.

elaboración bocashi rural

Tenemos que darle vuelta todos los días, durante dieciséis días. La temperatura debe de llegar a los 75 grados centígrados. Hacemos unas tres pruebas, una en cada extremo y otra en el centro del montón. Con la mano hacemos agujeros de manera que podamos introducir toda la mano y parte del brazo. Si aguantamos tener la mano un rato significa que no ha calentado como esperamos, entonces al darle vuelta lo dejamos más alto. Si aguantamos tener la mano un ratito significa que esta calentando bien y lo dejamos de la misma altura. Así debe de estar de caliente durante los primeros ocho días. Si no aguantamos ni meter la mano significa que esta calentando mucho. Entonces al darle vuelta lo dejamos más bajo, unos cincuenta centímetros y así lo vamos calibrando hasta que caliente a como esperamos. 

Si a los dieciséis días todavía esta muy caliente, entonces extendemos el montón, es decir que lo dejamos bajito, unos 25 centímetros de altura. 

Una vez que está frío, procedemos a encostalarlo y guardarlo. El abono ya está listo para usarlo, pero si lo dejamos guardado por unos 45 días va trabajar mejor. Por tal razón hay que preparar el abono con tiempo. 

Un costal de abono producido en la parcela nos cuesta entre 10.00 y 15.00 quetzales. Entre más materiales provenientes de la parcela usemos más barato será el costo de producción de un saco de abono. 

Cantidades y formas de aplicación 

Con esta cantidad de abono, podemos fertilizar una tarea de 25 varas cuadradas, es decir 0.06 manzanas de tierra que está fértil o media tarea de una tierrita que está buena o una cuartilla de una tierrita que está pobre. 

La forma de aplicación va estar relacionado directamente con el tipo de labranza que utilizamos en nuestra parcela. La cantidad de abono a utilizar va estar en dependencia de que tan pobre o que tan rico este el suelo de nuestra parcela. Sabemos que en la misma parcela tenemos luchas que están lavadas y otras luchitas que todavía son fértiles. En las luchas donde el suelo esta pobre aplicaremos más abono que en las luchas que están ricas. 

Con respecto a las formas de aplicación, si sembramos utilizando arado podemos aplicar el abono al fondo del surco y después lo tapamos a medida que vamos sembrando la semilla, la semilla debe quedar encima del abono. Al momento del aporque podemos aplicar más abono al pie de la mata. 

Si sembramos al espeque (chuzo, barreta) podemos aplicar el abono sobre el chuzazo el mismo día de la siembra y después de la segunda limpia podemos realizar otra aplicación de abono al pie de la mata. Si el terreno es inclinado aplicamos el abono al lado de arriba de la mata. 

Las posibilidades de que el agua de escorrentía arrastre el abono orgánico aplicado en una parcela con más de 10 % de pendiente son muy grandes, por tal razón es necesario que la parcela esta protegida con obras de conservación. 

Debemos probar en pequeño, entonces lo ideal es que usemos labranza mínima, es decir que piquemos el surco donde vamos a colocar el abono y la semilla. Estos surcos deben ir en forma de curvas a nivel o siguiendo una obra de conservación.

Sigue en:  Elaboración de bocashi rural en Guatemala (III)

Elaboracion_Abono_Bocashi  (Bajar documento completo en pdf 3,5 Mb)

Elaboración de bocashi rural en Guatemala (III)

August 27, 2010

Viene de:  Elaboración de bocashi rural en Guatemala (II)

Elaboracion_Abono_Bocashi  (Bajar documento completo en pdf 3,5 Mb)

En una parcela como esta que tiene más o menos 1 % de pendiente las posibilidades de que haya erosión por causa del agua son mínimas, pero sucede que parcelas con este porcentaje de pendiente casi no se encuentran en la zona que trabajamos.
Para abonar una manzana de milpa en una parcela que el suelo esta pobre, necesitamos por lo menos unos 400 sacos de abono, es decir que para una tarea necesitamos 24 sacos de abono.
Para abonar una manzana de milpa en una parcela que el suelo no está tan pobre, es decir que está algo fértil, necesitamos unos 200 costales de abono orgánico. Para una tarea de 25 varas cuadradas, necesitamos 12 costales de abono.
Para abonar una parcela que consideramos que todavía esta fértil, podemos utilizar para una manzana de maíz 100 costales de abono. Para una tarea necesitaríamos seis costales de abono.
La planta nos va ir dando señales de que si necesita más abono o si esta bien con la cantidad que hemos aplicado.
Si vamos a utilizar el abono para llenar bolsas para vivero de café o de frutales, también vamos a tomar en cuenta la tierra que tenemos. Si estamos en presencia de una tierrita pobre, podemos utilizar una mezcla de tres paladas de abono y una de tierra. Si la tierrita está regular, es decir algo fértil, hacemos una mezcla de dos paladas de tierra y dos de abono y si la tierra consideramos que esta fértil utilizamos una mezcla de una palada de abono y una de tierra.
Si vamos a preparar una meza para la siembra de hortaliza, también tomamos en cuenta la fertilidad de la tierra que tenemos. En presencia de una tierrita pobre podemos utilizar hasta un costal por metro cuadrado de meza. En una tierrita regular medio costal por metro cuadrado de meza y en una tierrita buena un cuarto de costal por metro cuadrado.
Primero picamos el suelo unas ocho pulgadas de profundidad, después le agregamos el abono y le pegamos una picadita con azadón de manera que se mezclen los dos materiales.
Hay que tomar en cuenta que en la siguiente siembra que hagamos en esta meza ya las cantidades de abono a utilizar serán menores, por que ya tenemos una bodega de nutrientes en dicha meza.
Para sembrar un árbol frutal hacemos un hoyo de 40 X 40 X 40 centímetros, la tierra de la primera capa, es decir la capa fértil la dejamos aparte de la tierra de más abajo. Echamos abono hasta la mitad del el hoyo, le podamos las raíces al árbol si es necesario, colocamos el árbol y después le agregamos la tierra fértil y si falta tierra le agregamos más abono. También podemos mezclar la tierra fértil con el abono y con esa mezcla sembramos el árbol. Si estamos en un terreno con más del 15 % de pendiente, es necesario que le hagamos al árbol una terraza individual para evitar que el suelo y el abono se laven o erosionen
Si queremos abonar un árbol frutal que esta en producción, por ejemplo un aguacate podemos aplicarle hasta cuatro costales de abono. Hacemos un surco en círculo hasta donde llega la copa del árbol y allí aplicamos el abono. También se lo podemos aplicar al pie del árbol. Si estamos en un terreno con mucha pendiente le hacemos una barrera muerta en forma de media luna al lado de abajo del árbol con el objetivo de que el agua de escorrentía no lave el abono y proteger las raíces del anclaje del árbol.
A los cultivos que estamos fertilizando con abono orgánico sólido debemos aplicarles abono foliar. Por ejemplo si es una milpa le podemos hacer hasta cuatro aplicaciones durante el ciclo del cultivo. Desde los primeros 15 días de nacido hasta que está en chilote, las aplicaciones pueden ser foliares o tronqueadas, es decir al pie de la mata.
Bibliografía:
1.- Folleto “La Abonera”, Programa Campesino a Campesino- PCaC-UNAG, Nicaragua
2.- Alternativas Orgánicas/ Memoria “Curso Agricultura Orgánica” /Movimiento de Agricultura Orgánica de El Salvador
3.- Revista “Elaboración de abonos orgánicos sólidos y líquidos”, UNAG – Estelí, Nicaragua.
4.- Prácticas Alternativas para el Manejo de Plagas y Enfermedades

Elaboracion_Abono_Bocashi (Bajar documento completo en pdf 3,5 Mb)

Bocashi. Cómo compostar lo que no se puede compostar.

April 18, 2010

En el Manual de Compostaje Casero  (Comisión Nacional de Medio Ambiente, Santiago, Chile) se menciona como no apropiados para compostar estos materiales orgánicos:

  • Carne, huesos, pescado (emiten olores y atraen roedores y vectores). 
  • Comida cocida y granos (pueden contener aceites y gorduras que atraerán roedores y vectores)
  • Aceites y grasas (se pudren y huelen mal cuando se descomponen)
  • Malezas y plantas persistentes
  • Plantas enfermas 
  • Productos lácteos (queso, mayonesa, aderezo, leche, yoghurt, crema, etc.)
¿Por qué?      Porque se pudren y atraen roedores o moscas, o se reproducen (las malezas). 
Pero con el bokashi (pre-compostaje anaeróbico) se produce la fermentación de esta materia orgánica y por lo tanto, su conservación (no se pudre). 
Se cumple así una etapa previa al compostaje que permite administrar materia orgánica inestable para luego compostarla bajo tierra. 
El bokashi (o fermentación de la materia orgánica) permite inhibir la putrefacción de la carne y el pescado, de la comida cocida, y de los aceites y las grasas, e inhibe el brotado de malezas o de semillas indeseables. 

Ver ¿De qué se trata el bokashi, bocashi, bocachi?

Ensilaje y compostaje. Bocashi y compost.

April 18, 2010

En el proceso de en-silado, es decir, el almacenamiento para su conservación de granos, semillas y forraje en silos, determinados ácidos, inoculados o producidos en el lugar, inhiben el desarrollo de los microorganismos patógenos. Cuando se produce la fermentación del material en-silado, el ácido necesario para inhibir a los patógenos lo producen bacterias acidolácticas a partir de azúcares y otros carbohidratos. Este proceso es anaeróbico (en ausencia de oxígeno) a diferencia del compostaje que requiere de la aireación. En el ensilaje, los lactobacilos inhiben a los patógenos; en la pila de compostaje (caliente) la temperatura destruye a los patógenos. 
———
Compostaje es la descomposición controlada de materiales orgánicos como frutas, verduras, podas, pasto, hojas, etc. (Para compostar otros materiales, ver aquí.) Al ayudar en este proceso, agregando en una pila los materiales, añadiendo agua y revolviendo para que se aireen, obtenemos compost. Este es un mejorador del suelo, de color café oscuro y tiene aquel característico olor y apariencia de la tierra que encontramos en los suelos boscosos.
———
Bocashi (pre-compostaje anaeróbico) es un proceso (o el producto fermentado resultante) en el cual la mezcla de materia orgánica de todo tipo (en una variedad mucho más amplia que la que se utiliza en la pila de compost) con las bacterias acidolácticas (lactobacilos) inoculadas en un soporte (salvado, papel de diario u otro material) produce su fermentación y por lo tanto, la conservación de esa materia orgánica. La fermentación de la materia orgánica evita su putrefacción y se constituye en un primer paso de pre-compostaje que luego se completa mediante la colocación del bocashi producido en capas con buena tierra fértil.
El resultado final es el compost, en el sentido de ser mejorador del suelo, de color café oscuro y con el característico olor y apariencia de la tierra que encontramos en los suelos boscosos. 

Ver ¿De qué se trata el bokashi, bocashi, bocachi?

¿Cómo puede ser tan sencillo? La madre del borrego es el ensilaje (ensilado de forrajes).

April 10, 2010

ensilar     [tr.]  Almacenar y conservar en silos los granos, semillas y forraje.

“Las bacterias lácticas naturales o agregadas a los silos de pasturas en anaerobiosis acidifican el medio por transformación de los carbohidratos en ácido láctico, acético, propiónico, etc., inhibiendo el crecimiento de hongos y en especial la fermentación butírica. (Moon, 1983) (Muck, 1993). Esta disminución del pH ayuda a conservar  nutrientes minimizando además la proteolisis y la desaminación  que produce dicha fermentación butírica, manteniendo el valor proteico de las pasturas
Estos cambios en el pH hacen que descienda la contaminación microbiana propia del proceso (Cai et al., 1998,  Sreenath et al., 2001,  Zahiroddini et al., 2004). ” 
[Extracto de la Introducción de  “ESTUDIO DE INOCULANTES PARA EL ENSILADO DE FORRAJES I: SELECCIÓN DE BACTERIAS PRODUCTORAS DE ÁCIDO LÁCTICO PARA LA FORMULACIÓN DE UN INOCULANTE”] Bajar el pdf original

Bokashi rural: de Japón para el mundo

August 1, 2006

Elaboración del biofertilizante Bocashi    

“mientras el círculo no se rompa nuestro pueblo seguirá viviendo”.    (Proverbio Náhuatl)

Ing. Manuel Octavio Cuesta Carbajal Asesor técnico de la OPERT  

[Puede reproducirse parcial o completamente el triptico, siempre y cuando se mencione al autor.] 

¿QUE ES EL BOCASHI?

[Tómese sólo como una guía,nunca como receta, formule y mejore según a sus condiciones. Como diría don Juanito Solis Morales, pequeño productor de café orgénico en Chiapas, “hágase un saco a su medida”.]

Es un biofertilizante de origen Japonés, del que deriva su nombre “bo-ca-shi”, que significa fermentación. El cual en la antigüedad los japoneses utilizaban sus propios excrementos para elaborarlo y abonar sus arrozales.

Se trata de un abono orgánico fermentado parcialmente estable, de económica y fácil preparación.

Este abono ha sido experimentado por muchos agricultores de México y Latinoamérica. En cada lugar varía la forma de realizarse y los ingredientes que se utilizan. Es por ello que el presente tríptico nos enseña como realizar un abono orgánico tipo Bocashi de excelente calidad, de acuerdo a las condiciones y materiales que se encuentran en mayor disponibilidad en nuestra región (Jaltenango, Chiapas)

Es indispensable mencionar que la calidad de un abono orgánico lo determina el material a partir del cual se elaboró y que para mantener valores constantes de calidad se debe tener un buen programa de elaboración en el cual nos permita planificar la materia prima de acuerdo a la época en que están disponibles.

INGREDIENTES…

Los ingredientes corresponden al potencial con que cuenta Ángel Albino Corzo (Jaltenango). 

Para preparar 3 toneladas de abono orgánico fermentado tipo Bocashi:

  • 20 costales de mierda (vaca, gallina, borrego, caballo, etc.).
  • 20 costales de zacate (verde o seco) o paja bien picada o cascabillo de café.
  • 20 costales de tierra negra, de preferencia cernida.
  • 6 costales de carbón quebrados o elaborarlo quemando olote.
  • 1 costal de maíz molido.
  • 1 bolsa de cal o ceniza
  • 2 libras de levadura para pan o vinagre de piña.
  • 4 litros de melaza o 2 kg de panela o 5 litros de agua bien azucarada.
  • Agua, la necesaria.
  • 5 bolsas de pulpa de café.

 MODO DE PREPARARSE…

Es necesario que el lugar donde se elaborará esté protegido del sol y la lluvia y en un terreno de preferencia plano.

1. Se coloca por capas cada uno de los ingredientes, aunque no es importante el órden de la colocación pues se revolverá hasta homogenizar la mezcla. 

Puede colocarse de la siguiente manera:

2. La melaza o panela se disuelve en agua y se va aplicando a la mezcla conforme se va aplicando agua. Lo mismo con el vinagre.

3. El agua se aplica uniformemente mientras se va revolviendo todos los ingredientes. Solamente aplicar la necesaria.

NO SE VOLVERÁ A APLICAR AGUA.

4. Se sigue revolviendo hasta que la mezcla quede uniforme.

5. Una vez lista la mezcla se realiza la prueba de puño para determinar la humedad.

  • El punto óptimo es cuando al tomar un poco de la mezcla en la mano y apretarla se forma un churrito que fácilmente se desmorona y al soltarlo deja la mano mojada.
  • Si al abrir la mano no forma un cordoncillo y se desmorona, le falta agua; si escurre, se pasó de agua.
  • Para corregir el exceso de agua se debe agregar más material seco.

6. Una vez mezclada y con la cantidad de agua necesaria, se extiende formando un rectángulo con una altura no mayor de 60 cm. Y 1.5 m de ancho por el largo que se requiera.

7. Se cubre sólo el primer día con costales.

Durante los primeros días el abono puede alcanzar temperaturas de 80°C, lo cual no se debe permitir, por lo que se recomienda las siguientes prácticas:

  • Durante los primeros 5 días darle 2 vueltas, una en la mañana y otra por la tarde.
  • Ir rebajando gradualmente la altura del montón hasta dejarlo a 20 cm. al octavo día.
  • Apartir del sexto día se puede realizar solo una vuelta por la tarde o por la mañana.

El Bocashi estará listo entre los 12 o 15 días, cuando tenga una temperatura igual a la del ambiente, coloración grisácea, aspecto polvoso, consistencia suelta, seco y sin olor desagradable.

MODO DE USARSE…

Cultivo Tierra común Bocashi

  • almácigo 60 % 40 %
  • coliflor 70 % 30 %
  • brócoli 60 % 40 %
  • lechugas 80 % 20 %
  • frutales – 4 kg (puro)

a) En la base del hoyo donde se colocará la plántula.

b) Abonado a los lados de la planta.

c) Abonado directo en el surco mezclándolo con tierra donde se va a establecer el cultivo.

RECOMENDACIONES…

  • No aplicar directamente a las raíces de la planta, cubrirlo con tierra.
  • Se debe cubrir el abono con tierra para evitar que se dañe por el sol.
  • Se debe utilizarlo lo más pronto posible.
  • No se recomienda almacenarlo por más de 3 meses.

Elaboración y diseño:  Ing. Manuel Octavio Cuesta Carbajal. Asesor Tecnico de la OPERT (Organización de Productores Ecológicos en la Reserva el Triunfo). Area de producción, capacitacion y certificacion orgánica. e-mail: biocafee@hotmail.com   Teléfono: 65 5 00 99  OPERT  (Organización de Productores Ecológicos en la Reserva del Triunfo S. de S.S. ) (México)