Posts Tagged ‘inóculo microbiano activado’

Bocashi en casa, paso a paso

May 22, 2011

Que se necesita:                   [bajar instructivo sin imágenes]

  • leche (1 litro)
  • el agua del lavado del arroz (una taza de arroz)
  • tela de algodón para colar el suero tipo “liencillo”
  • azúcar mascabo / morena / negra (300 grs.)
  • papel de diario (varios diarios de 15-20 hojas)
  • recipiente para sumergir el papel de diario en la mezcla
  • un espacio para desplegar el papel de diario para su secado (a la sombra)
  • sábanas viejas o tela de algodón para colocar sobre ellas el papel de diario húmedo para acelerar el secado
  • balde con tapa hermética (p.ej. de helados) para colocar la basura domiciliaria y el papel de diario en capas (mínimo: 10 litros)
  • pesa para comprimir materia orgánica en el fondo del balde (un plato, un bol)
  • cartón o relleno absorbente para el fondo (cartón de huevos, o de caja)

————————
1. Producción del suero de leche

  • Guardar en un frasco de vidrio el primer agua del lavado de una taza de arroz (p. ej. 1/2 litro) (el agua debe estar turbia) dejando abundante espacio entre la superficie del agua y la tapa del frasco, y colocar una tapa suelta que permita el paso del aire.
  • Dejar en un lugar oscuro durante 15 días. El agua se enturbia más y aparecen filamentos y cosas en suspensión.

agua del lavado del arroz (almidón disuelto)

[15 días después]

  • Colar y agregar 1 parte en 10 de leche y dejar nuevamente en un recipiente tapado pero con abundante aire y en un lugar oscuro.
  • Dejar una semana a oscuras y la leche se “cortará”. Aparece un “quesillo” o yogur espeso semisumergido en el suero. (Importante: Averiguar si el quesillo es comestible antes de probarlo. No tiene olor agradable.)

suero con quesillo sobrenadante


nata - suero y asiento de cuajo


[1 semana después]

  • Pasar el suero y el quesillo a través de una tela tipo liencillo de algodón, para colar, recogiendo el suero. El “quesillo” se puede agregar a la basura orgánica.

————————

2. Producción de la mezcla de suero y azúcar para remojar el papel de diario
Mezclar:

  • 1 parte de suero
  • 1 parte de melaza (1 parte de azúcar negra y 3 partes de agua)
  • 6 partes de agua

En una jarra de medición de un litro resulta:

  • 1 parte suero (más o menos 800 ml)
  • 1 parte melaza = (250-300 ml de azúcar negra (compactar levemente) y agregar agua hasta 800 ml.)
  • 6 partes de agua (4 litros y algo más de agua. Usar agua sin cloro.)

————————

3. Remojado del papel de diario y su posterior fermentación

  • Colocar la mezcla de suero, azúcar y agua en un recipiente adecuado como para sumergir las hojas de diario y remojar. Se puede agregar un diario entero y sumergirlo. Dejar un rato para se remoje bien.

hojas de diario en remojo

  • Tomar el conjunto de las hojas de diario empapadas de una o de dos puntas y dejar escurrir.
  • Colocar en una bolsa de nylon los diarios desplegados sobre una superficie plana (el piso) y sacarle todo el aire pasando la palma de la mano por afuera de la bolsa de nylon. Cerrar la bolsa, (plegar los bordes abiertos) y poner una etiqueta para indicar la fecha.

hojas de diario en bolsa de nylon cerrada

  • Poner a la sombra, evitando la luz de sol directa.
  • Esperar 15 días.

[15 días después]

  • Separar con cuidado las hojas de diario húmedas, y colocar de a una hoja por vez, sobre alguna superficie que no sea plástica para que no dificulte el secado. Se pueden usar telas o sábanas viejas de algodón que absorberán algo de la humedad pero retendrán el olor a fermento del diario.
  • Dar vuelta las hojas cada tanto para acelerar el secado.
  • El secado también se debe realizar a la sombra.
  • Una vez secas las hojas quedan “acartonadas” y se pueden guardar dobladas por mucho tiempo. Tienen un olor característico, que no es desagradable, pero deberá cuidarse de no confundirlas con hojas de diario común y usarlas para otra cosa, simplemente porque se perdería el trabajo ya realizado con ellas.

————————

4. Fermentación de la basura doméstica (orgánica)

  • Tomar un balde con cierre hermético, tipo balde de helados de 10 litros o más grande, limpio, y colocar en el fondo una buena capa de casi 10 cms. de papel de diario hecho trizas, o cartón en tiras (p. ej. de un cartón de huevos)
  • Colocar encima una hoja doblada de diario preparada y ya seca.
  • Colocar una capa de basura domiciliaria de 5-10 cm. Se puede usar cualquier tipo de restos de comida, incluyendo cáscara de huevo, (salvo la grasa de la carne porque al final del proceso, cuando vuelve a entrar en contacto con el aire, se pudre y atrae moscas), pero deberá cuidarse de no incorporar restos muy húmedos. El papel y el cartón en el fondo absorben los líquidos que produce la basura, pero no está previsto que absorban el jugo de los tomates, por ejemplo.
  • Sobre esta capa colocar otra hoja de diario preparada y seca y apretar bien para que se compacte. Colocarle encima un objeto pesado, como un plato o un bol y cerrar con la tapa hermética.
  • Agregar basura en capas de 5-10 cm. sobre el diario anterior y cubrir con una hoja de diario nueva, comprimir bien y tapar herméticamente. La hoja anterior aparecerá mojada después de 1 o 2 días y puede mostrar una película u hongo blanco fruto de la fermentación. La basura mantendrá sus características de color y consistencia, pero adquirirá un olor agridulce por la fermentación.
  • Una vez que se llenó bien el balde, se deja tapado durante 2 semanas, para que termine el proceso de fermentación.
  • La basura fermentada se puede enterrar en el suelo, donde se produce la etapa final del compostaje. Conviene marcar el lugar para luego verificar (1 mes o algo más) que el proceso culminó. Dejar pasar 1 mes antes de colocar plantas.
  • La basura fermentada también se puede usar como comida (en cantidades pequeñas) para las lombrices californianas, usándola, por ejemplo, como cebo para atraerlas. En este caso se coloca una pequeña cantidad de basura fermentada en un pedazo de media sombra o mosquitero de nylon y se lo entierra en el lombricompuesto. A los pocos días se verá que las lombrices atravesaron la media sombra e ingresaron en la basura fermentada.

Bocashi rural (abono, enmienda) vs. Bocashi urbano (precompostaje de restos de cocina)

October 5, 2010

El término bokashi (en japonés: materia orgánica fermentada) hoy se usa para designar distintas formas de fermentación de la materia orgánica. 

Bocashi rural
  • Ensilaje: Antiguamente se recurría al ensilado del forraje, es decir, la inoculación de los pastos con bacterias lácticas (lactofermentos) para su conservación para usar en el invierno. 
  • Abono o enmienda orgánica: También se conocía el uso de la levadura y la melaza combinada con estiércol y otras materias orgánicas, para la enmienda orgánica, o abono orgánico fermentado. 

Hoy se llama “bocashi” a distintas recetas para acelerar el compostaje en su versión rural, a campo abierto, que pueden incluir levadura, suero de leche y melaza, y otra materia orgánica del lugar, pero que requieren cierto cuidado especial para garantizar el acceso de oxígeno para la fermentación. (En este caso es un proceso aeróbico, con presencia de oxígeno.) El aumento de la temperatura garantiza la pasteurización, es decir, la aniquilación de agentes patógenos. 
——
Bocashi urbano
En su versión urbana comercial, “bokashi” refiere a un método para la fermentación de los restos de la comida domiciliaria que es conocido en EE.UU. y en Europa. La versión comercial surge en el Japón (Teruo Higa) para lo cual se comercializan baldes o cubos con tapa hermética, una rejilla inferior y un grifo para la salida de los jugos lixiviados.

 

balde con tapa y grifo

Se vende una combinación de  microorganismos “especializados” (eficientes / efectivos: “EM – efficient microorganisms”) que mezclada con salvado (el soporte de inoculación), se coloca diariamente sobre las capas de restos de comida depositadas en el balde o cubo, con lo que se evita su pudrición y se produce su conservación mediante la fermentación. Esta es la etapa de “precompostaje”. 

 

 

 

Fuente: http://www.reboreda.es/foletoCompostPdf.pdf
Ver serie de fotos ilustrativas: http://www.flickr.com/photos/86571141@N00/sets/72057594067566801/detail/
Ver Compost con Bokashi (producto comercial)
—    
Versión Urbana, Hágalo Usted mismo (Do it yourself!)
En su versión urbana “Hágalo usted mismo“, en cambio, se recurre a los lactobacilos (lactofermentos), a cualquier balde o cubo con tapa hermética, al papel de diario, o cartón absorbente como soporte de inoculación (en reemplazo del salvado) y a papel o cartón seco sin tratar para actuar en el fondo del balde o cubo como material absorbente del lixiviado (los líquidos que drenan al fondo) en reemplazo del grifo. En este caso no es necesario vaciar los líquidos acumulados, porque al ser absorbidos por papel o cartón (sin tratar) y al no estar en contacto con el oxígeno no producen mal olor.
Se capturan las bacterias benéficas con agua de arroz: 
Se aislan los lactobacilos, al mezclar con leche y producir suero:
Agregando azúcar negra y agua, se inocula, por ejemplo, papel de diario:
 y se deja fermentar dentro de una bolsa de nylon bien cerrada (sin aire) al oscuro durante 15 días. Luego se separan y se ponen a secar las hojas de papel de diario. El proceso de secado deja latente a los lactobacilos. Las hojas de papel de diario tratadas con lactobacilos se intercalan entre capas de residuos o basura orgánica, dentro de un balde con tapa hermética. La humedad de los restos orgánicos activa los lactobacilos y se produce la fermentación (y por lo tanto la conservación) de la materia orgánica, lo que equivale a un “precompostaje”. 
 Ver: ¿Qué se necesita?       

Ver instrucciones completas en castellano:         archivo .doc

Ver la propuesta original en inglés:  Bokashicomposting.pdf

Es una versión “hágalo usted mismo” (DIY-inglés) de quienes se tomaron el trabajo de correr el velo a la promoción comercial de los microorganismos “especializados”  (EM = microorganismos eficientes / efectivos).  

 

 

Bokashi, Bocashi, Bocachi: Receta del Ecuador

September 7, 2010

a puro machete

 “Haga su propio abono” – Programa del Gobierno Provincial del Guayas, (Ecuador) dirigido a los pequeños productores. 
Para crear abono orgánico:
1.- En un piso de cemento se corta en pequeños pedazos y se maja maleza, frutas en descomposición, estiércol de ganado o de gallina, tierra, cascarilla de arroz, levadura, melaza y agua. Luego se lo revuelve con la mezcla de microorganismos madre (ver preparación en punto 2). Después de 21 días, el abono podrá ser utilizado como Bokashi*. Si se desea, se puede esperar 60 días para tener un mejor abono (compost).
Para fabricar solución de microorganismos madre: 
2.- Se coloca arroz sopudo y cocinado en una tarrina. Se lo cubre con un pedazo de media nylon, se asegura con la tapa y se lo entierra en un hoyo, dejando la tapa a nivel del suelo. Después de dos semanas se desentierra, se saca el arroz y se licua con un litro de melaza y tres litros de agua hervida a temperatura ambiente.
Luego se mezcla la solución en un tanque con 100 litros de agua y un litro de melaza y con ello ya esta listo un tanque lleno de microorganismos. Este líquido se coloca en una mochila de fumigación y se inocula el abono. Con esto se acelera el proceso de descomposición** del abono.

Nota: melaza = 1 parte de azúcar negra y 3 partes de agua

*Aclaración: Por “Bokashi” (bocashi, bocachi) se entiende materia orgánica fermentada, que luego se convertirá en compost que podrá ser usado como abono. Estas confusiones se deben a que se ha reemplazado por una palabra japonesa (bokashi, bocashi, bocachi) un concepto muy conocido (pero olvidado) del ambiente rural, el ensilado, o fermentado para la conservación de la materia orgánica. Es decir, lo que se fermenta, no se pudre, no se pierde. 

** Aclaración: Por “descomposición” se entiende el proceso del compostaje y no un proceso de “pudrición”. El compostaje da como producto material de abono, la pudrición implica pérdida de la materia orgánica. 

 

Una solución orgánica para la plaga del cacao

¿Cómo puede ser tan sencillo? La madre del borrego es el ensilaje (ensilado de forrajes).

April 10, 2010

ensilar     [tr.]  Almacenar y conservar en silos los granos, semillas y forraje.

“Las bacterias lácticas naturales o agregadas a los silos de pasturas en anaerobiosis acidifican el medio por transformación de los carbohidratos en ácido láctico, acético, propiónico, etc., inhibiendo el crecimiento de hongos y en especial la fermentación butírica. (Moon, 1983) (Muck, 1993). Esta disminución del pH ayuda a conservar  nutrientes minimizando además la proteolisis y la desaminación  que produce dicha fermentación butírica, manteniendo el valor proteico de las pasturas
Estos cambios en el pH hacen que descienda la contaminación microbiana propia del proceso (Cai et al., 1998,  Sreenath et al., 2001,  Zahiroddini et al., 2004). ” 
[Extracto de la Introducción de  “ESTUDIO DE INOCULANTES PARA EL ENSILADO DE FORRAJES I: SELECCIÓN DE BACTERIAS PRODUCTORAS DE ÁCIDO LÁCTICO PARA LA FORMULACIÓN DE UN INOCULANTE”] Bajar el pdf original

Lactofermentos y Bokashi (bocashi, bocachi)

April 10, 2010
En esta presentación del “bokashi” (bocashi, bocachi) se describe un proceso en cierta medida similar al referido en el documento “Lactofermentos“*, sólo que se lo ha simplificado y se lo realiza en una escala mucho menor, al ofrecer una manera casera, doméstica de fermentar los restos de comida como etapa de precompostaje. 
  • En el Paso 1. (Producción del suero con el agua del lavado del arroz)  se “capturan” los microorganismos al dejar estacionado a la sombra el agua del lavado del arroz y luego al agregar estos microorganismos a un litro de leche se los “purifica”, logrando que el lactobacilo suprima los diversos microorganismos patógenos. El suero de leche es el resultado de este primer paso. 
  • En el Paso 2. (Mezcla de suero y azucar para remojar el papel de diario)  se mezcla en este caso azúcar y agua (o melaza) para alimentar los lactobacilos, produciendo inóculo microbiano activado. 
  • En el Paso 3. (Remojado del papel de diario y su posterior fermentación)  se convierte el papel de diario en soporte del inóculo microbiano activado. En la versión comercial del bokashi se utiliza como soporte el salvado de trigo, la cascarilla de arroz, etc. 
  • En el Paso 4. (Secado del papel de diario fermentado)  al dejar secar el papel de diario, los microorganismos pasan a un estado latente. 
  • En el Paso 5. (Fermentación de la basura doméstica orgánica)  se combina la materia orgánica con el inóculo microbiano latente en el papel de diario, con lo cual se activan los microorganismos y se inicia un proceso de descomposición y fermentación pero será la fermentación la que evitará la putrefacción. 
*[Ver el documento “Lactofermentos” del Centro Nacional Especializado en Agricultura Orgánica. Costa Rica.]

¿Qué son los inóculos microbianos activados y para que sirven?

January 30, 2010

Son el producto de la recolección y la multiplicación de microorganismos descomponedores y fermentadores de materia orgánica presentes en los bosques. Estos microorganismos una vez colectados son colocados en un sustrato rico en nutrientes, con humedad adecuada y en condiciones anaeróbicas (sin oxígeno) para de esta forma lograr su multiplicación masiva y así poder utilizarlos en la solución de múltiples problemas del manejo de desechos orgánicos.  

Extractado de  “Lactofermentos.  Una alternativa en la producción de abonos orgánicos líquidos fermentados”. del Centro Nacional Especializado en Agricultura Orgánica. Costa Rica

Bokashi rural: de Japón para el mundo

August 1, 2006

Elaboración del biofertilizante Bocashi    

“mientras el círculo no se rompa nuestro pueblo seguirá viviendo”.    (Proverbio Náhuatl)

Ing. Manuel Octavio Cuesta Carbajal Asesor técnico de la OPERT  

[Puede reproducirse parcial o completamente el triptico, siempre y cuando se mencione al autor.] 

¿QUE ES EL BOCASHI?

[Tómese sólo como una guía,nunca como receta, formule y mejore según a sus condiciones. Como diría don Juanito Solis Morales, pequeño productor de café orgénico en Chiapas, “hágase un saco a su medida”.]

Es un biofertilizante de origen Japonés, del que deriva su nombre “bo-ca-shi”, que significa fermentación. El cual en la antigüedad los japoneses utilizaban sus propios excrementos para elaborarlo y abonar sus arrozales.

Se trata de un abono orgánico fermentado parcialmente estable, de económica y fácil preparación.

Este abono ha sido experimentado por muchos agricultores de México y Latinoamérica. En cada lugar varía la forma de realizarse y los ingredientes que se utilizan. Es por ello que el presente tríptico nos enseña como realizar un abono orgánico tipo Bocashi de excelente calidad, de acuerdo a las condiciones y materiales que se encuentran en mayor disponibilidad en nuestra región (Jaltenango, Chiapas)

Es indispensable mencionar que la calidad de un abono orgánico lo determina el material a partir del cual se elaboró y que para mantener valores constantes de calidad se debe tener un buen programa de elaboración en el cual nos permita planificar la materia prima de acuerdo a la época en que están disponibles.

INGREDIENTES…

Los ingredientes corresponden al potencial con que cuenta Ángel Albino Corzo (Jaltenango). 

Para preparar 3 toneladas de abono orgánico fermentado tipo Bocashi:

  • 20 costales de mierda (vaca, gallina, borrego, caballo, etc.).
  • 20 costales de zacate (verde o seco) o paja bien picada o cascabillo de café.
  • 20 costales de tierra negra, de preferencia cernida.
  • 6 costales de carbón quebrados o elaborarlo quemando olote.
  • 1 costal de maíz molido.
  • 1 bolsa de cal o ceniza
  • 2 libras de levadura para pan o vinagre de piña.
  • 4 litros de melaza o 2 kg de panela o 5 litros de agua bien azucarada.
  • Agua, la necesaria.
  • 5 bolsas de pulpa de café.

 MODO DE PREPARARSE…

Es necesario que el lugar donde se elaborará esté protegido del sol y la lluvia y en un terreno de preferencia plano.

1. Se coloca por capas cada uno de los ingredientes, aunque no es importante el órden de la colocación pues se revolverá hasta homogenizar la mezcla. 

Puede colocarse de la siguiente manera:

2. La melaza o panela se disuelve en agua y se va aplicando a la mezcla conforme se va aplicando agua. Lo mismo con el vinagre.

3. El agua se aplica uniformemente mientras se va revolviendo todos los ingredientes. Solamente aplicar la necesaria.

NO SE VOLVERÁ A APLICAR AGUA.

4. Se sigue revolviendo hasta que la mezcla quede uniforme.

5. Una vez lista la mezcla se realiza la prueba de puño para determinar la humedad.

  • El punto óptimo es cuando al tomar un poco de la mezcla en la mano y apretarla se forma un churrito que fácilmente se desmorona y al soltarlo deja la mano mojada.
  • Si al abrir la mano no forma un cordoncillo y se desmorona, le falta agua; si escurre, se pasó de agua.
  • Para corregir el exceso de agua se debe agregar más material seco.

6. Una vez mezclada y con la cantidad de agua necesaria, se extiende formando un rectángulo con una altura no mayor de 60 cm. Y 1.5 m de ancho por el largo que se requiera.

7. Se cubre sólo el primer día con costales.

Durante los primeros días el abono puede alcanzar temperaturas de 80°C, lo cual no se debe permitir, por lo que se recomienda las siguientes prácticas:

  • Durante los primeros 5 días darle 2 vueltas, una en la mañana y otra por la tarde.
  • Ir rebajando gradualmente la altura del montón hasta dejarlo a 20 cm. al octavo día.
  • Apartir del sexto día se puede realizar solo una vuelta por la tarde o por la mañana.

El Bocashi estará listo entre los 12 o 15 días, cuando tenga una temperatura igual a la del ambiente, coloración grisácea, aspecto polvoso, consistencia suelta, seco y sin olor desagradable.

MODO DE USARSE…

Cultivo Tierra común Bocashi

  • almácigo 60 % 40 %
  • coliflor 70 % 30 %
  • brócoli 60 % 40 %
  • lechugas 80 % 20 %
  • frutales – 4 kg (puro)

a) En la base del hoyo donde se colocará la plántula.

b) Abonado a los lados de la planta.

c) Abonado directo en el surco mezclándolo con tierra donde se va a establecer el cultivo.

RECOMENDACIONES…

  • No aplicar directamente a las raíces de la planta, cubrirlo con tierra.
  • Se debe cubrir el abono con tierra para evitar que se dañe por el sol.
  • Se debe utilizarlo lo más pronto posible.
  • No se recomienda almacenarlo por más de 3 meses.

Elaboración y diseño:  Ing. Manuel Octavio Cuesta Carbajal. Asesor Tecnico de la OPERT (Organización de Productores Ecológicos en la Reserva el Triunfo). Area de producción, capacitacion y certificacion orgánica. e-mail: biocafee@hotmail.com   Teléfono: 65 5 00 99  OPERT  (Organización de Productores Ecológicos en la Reserva del Triunfo S. de S.S. ) (México)